CARTAS AL DIRECTOR

Azaña y la represión

El señor Ramos desfigura en su carta el contenido de mi crítica —muy favorable— publicada en Babelia sobre su libro, en la cual subrayo la “bien probada inocencia de Azaña” en el caso Casas Viejas. Pero no es irrelevante que un año antes, en su diario de 23 de enero de 1932 (Obras completas, 1968, IV, 311), Azaña precisara su actitud ante un levantamiento anarquista anterior: “...mostré mi resolución de proceder con toda rapidez y con la mayor violencia a reprimir la rebelión. Como Fernando [de los Ríos] me oyó decir que se fusilaría a quien se cogiese con las armas en la mano (sic) quiso disentir; pero yo no le dejé, y con mucha brusquedad le repliqué que no estaba dispuesto a que se me comiesen la República”. Al general Batet le dio “instrucciones inexorables para aplastar a los levantiscos”. Como estudioso y admirador de Azaña siento que tales fuesen sus ideas, pero la verdad es la verdad.— Antonio Elorza.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

De Jenofonte a Al Maliki

La guerra civil siria irrumpe en Irak a través de las ciudades levantiscas de Ramadi y Faluya, escenario de batallas legendarias entre griegos y persas y de sangrientos combates durante la ocupación estadounidense

La cuarta página

El experimento del siglo

El politburó ha dejado claro que las reformas políticas chinas se van a hacer bajo el control de Partido Comunista. La pregunta es si el país superará los retos cada vez más difíciles de la modernización continua

Ucrania es una crisis, pero no una Guerra Fría

Rusia no tiene ni el atractivo ideológico ni el poder que tuvo la Unión Soviética

La proyección de Cataluña en el exterior

Al no ser un sujeto político y jurídico soberano no puede establecer relaciones internacionales

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana