Selecciona Edición
Iniciar sesión
CARTAS AL DIRECTOR

Gestos y mentiras

Tras ver la galardonada película The Artist, del director francés Michel Hazanavicius, no he podido evitar hacer algunas asociaciones. En ella, el lenguaje de los gestos pasa de moda ante la novedad y éxito del lenguaje hablado. Al margen de otras consideraciones, me resulta un hallazgo la actualidad de tal producción pues, bajo la apariencia de ser un homenaje al cine de otra época, también nos recuerda la pérdida del valor de los gestos, mucho más auténticos y efectivos en la expresión de sentimientos y emociones que las palabras, al haberse convertido éstas en un instrumento de manipulación al servicio de la impostura.

Las recientes declaraciones del presidente del Gobierno actual son un claro ejemplo cuando nos dice que Angela Merkel apoya las reformas en España, pero sobre todo las referidas a la transparencia del sistema financiero. Para los incrédulos a la retórica electoral no resulta chocante que quien hacía bandera del desdecirse del presidente anterior, ridiculizando siempre sus contradicciones, sea hoy el mejor representante de ese defecto en toda la dimensión del mismo. Por eso, la película sobre el ocaso del cine mudo en favor del cine sonoro dice mucho sobre el actual valor preponderante de las palabras, tergiversadas y falsas, que sirven para ocultar la verdad en medio del ensordecedor ruido mediático.— Antonia Tapia Lozano