CARTAS AL DIRECTOR

¿Universidad para todos?

A raíz de la propuesta del gobierno de subir las tasas en la Universidad para el próximo curso, en la opinión pública se ha debatido mucho sobre cuánto se debe pagar, sobre qué estudiantes deben pagar, sobre quiénes deben percibir becas, es decir, fundamentalmente, sobre la financiación de la universidad.

Muy poco se ha hablado de la situación actual de la universidad: que está masificada, que tenemos unos de los índices de estudiantes universitarios más altos de Europa, que tenemos unos índices muy altos de abandono de los estudios, que se invierte poco en investigación y desarrollo si lo comparamos con otros países.

Ante esta situación, no solo hay que hablar de financiación, es el momento de que la opinión pública se haga las preguntas que son importantes: qué modelo de universidad necesita la sociedad actual, y bajando a los detalles, qué estudios se deben impartir, qué métodos deben ser los más adecuados para seleccionar al profesorado, hacia dónde se debe dirigir la investigación, a cuántos y a qué estudiantes se les debe conceder las ayudas o las becas, y por supuesto, también se debe hablar de cómo se deben financiar las universidades públicas, la corresponsabilidad entre el Estado y las autonomías, cómo se financia la investigación entre los gobiernos y el mundo empresarial.— Pablo Salazar Bermúdez.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

Los peores aliados de Obama

La estrategia contra el Estado Islámico no puede pasar con asociarse con países que sirven de semillero de este tipo de organizaciones por la represión que ejercen sobre sus propias sociedades

LA CUARTA PÁGINA

Una celebración incompleta

La mayoría de los países en transición del mundo se estancan o asisten a preocupantes retrocesos en su acceso a la democracia. Aun así hay que festejar este sistema político, tal como propone la ONU para hoy

LA CUARTA PÁGINA

Corrupción como quiebra del Estado

La crisis nos ha abierto los ojos antes cerrados, o condescendientes, al maridaje de mercado y política, causa y razón de la pérdida de legitimidad del Estado democrático en cuanto artífice y defensor del bien público

El Estado de Derecho como necesidad

La desobediencia civil abre el peligroso camino de cuestionar el imperio de la ley

Gracias por no venir

Matteo Renzi quiere sacar adelante reformas impopulares con habilidad y gestos

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana