CARTAS AL DIRECTOR

Bankia: y los trabajadores ¿qué?

Durante el proceso de nacionalización de Bankia he leído numerosos análisis desde distintos puntos de vista.

Siempre se asegura que los clientes podemos estar tranquilos. Y sin duda eso es fundamental porque la gran mayoría somos trabajadores que tenemos en esa entidad nuestros ahorros. Pero no he podido encontrar ni una línea en la que alguien se preocupe por el futuro de los trabajadores del grupo.

Son ellos los que han dado muestras de una gran profesionalidad mientras las especulaciones iban y venían. Los que han dedicado horas y horas extra durante mucho tiempo, sin cobrarlas, para conseguir los objetivos que se les marcaban. Los que se han desplazado voluntariamente a otras comunidades autónomas para colaborar en la implantación de nuevos sistemas informáticos. Y son ellos los que ahora pueden pagar los platos rotos.

Creo, sinceramente, que la decisión final del Gobierno sobre el sistema financiero responde, sobre todo, a los intereses de unos pocos más que a los de todos los ciudadanos. Y que detrás están los grandes responsables de nuestra crisis estructural. Ellos la crean, ellos la gestionan.

Solo espero que las organizaciones sindicales, con coraje y capacidad negociadora, hagan valer los intereses de los trabajadores de Bankia.

Se lo merecen.— Hilario González Fernández.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Kroos: “Empiezo a cansarme”

El alemán, insustituible en este Madrid, confiesa que siente la acumulación de partidos

Una voz mimada

Memorable concierto de Philippe Jaroussky en el Auditori

Una Nadala de paja llameante

La Fundación Miró encarga a Fina Miralles la tradicional instalación de Navidad

"Bailar es habitar el cuerpo con la mente y el corazón"

El artista estrenará en el TNC una obra sobre fútbol con apoyo del Barça

IMPRESCINDIBLES

Contra el veneno

Cuando en un país son legales partidos cuyo objetivo es la destrucción de ese país o nación, está claro que el Estado está mal constituido. El nacionalismo aspira a crear una sociedad moldeable, sin discrepancias

Los naranjos del lago Balaton

Lo peor de un programa político no es que no pueda cumplirse, sino que el empeño en aplicarlo tenga efectos perversos sin conseguir sus objetivos. Las buenas intenciones pueden afectar a nuestro bienestar material

LA CUARTA PÁGINA

Novela, música y poesía

Las notas que a lo largo del tiempo ha ido escribiendo el último premio Cervantes han servido para alimentar una obra en la que ha manifestado interés por las más distintas formas de expresión y por el pensamiento

Epidemiología de la corrupción

Si el mal se propaga entre los funcionarios, el sistema entrará en colapso

¿Por qué una solución federal?

Es la culminación natural y lógica del Estado de las autonomías

Corrupción, urbanismo y opacidad

Tanto las reclasificaciones como las recalificaciones de suelo han llegado a superar el 1.000 % el valor anterior

Una pésima decisión contra el SIDA

El Decreto de Troncalidad impulsado por el Ministerio de Sanidad es un paso atrás en la lucha contra la enfermedad

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana