CARTAS AL DIRECTOR

Bankia: y los trabajadores ¿qué?

Durante el proceso de nacionalización de Bankia he leído numerosos análisis desde distintos puntos de vista.

Siempre se asegura que los clientes podemos estar tranquilos. Y sin duda eso es fundamental porque la gran mayoría somos trabajadores que tenemos en esa entidad nuestros ahorros. Pero no he podido encontrar ni una línea en la que alguien se preocupe por el futuro de los trabajadores del grupo.

Son ellos los que han dado muestras de una gran profesionalidad mientras las especulaciones iban y venían. Los que han dedicado horas y horas extra durante mucho tiempo, sin cobrarlas, para conseguir los objetivos que se les marcaban. Los que se han desplazado voluntariamente a otras comunidades autónomas para colaborar en la implantación de nuevos sistemas informáticos. Y son ellos los que ahora pueden pagar los platos rotos.

Creo, sinceramente, que la decisión final del Gobierno sobre el sistema financiero responde, sobre todo, a los intereses de unos pocos más que a los de todos los ciudadanos. Y que detrás están los grandes responsables de nuestra crisis estructural. Ellos la crean, ellos la gestionan.

Solo espero que las organizaciones sindicales, con coraje y capacidad negociadora, hagan valer los intereses de los trabajadores de Bankia.

Se lo merecen.— Hilario González Fernández.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

¿Baja el suflé y sube el ‘seny’?

Hay algunos síntomas que así lo indican. Los argumentos a favor de la independencia se han desmoronado uno tras otro. Lo que parecía fácil, rápido y lucrativo se ha ido revelando difícil, complicado y perjudicial

LA CUARTA PÁGINA

Ciudades y ciudadanos inteligentes

El avance de la tecnología en el entorno plantea la cuestión de si vivir en una productiva interconexión permanente es mejor o el ser humano debe recordar que el ocio es tan necesario como la eficiencia

LA CUARTA PÁGINA

La caída de los viejos caciques

Carlos Fabra y José Luis Baltar levantaron feudos políticos casi inexpugnables asentados en el clientelismo y la corrupción. Ambos parecen residuos del pasado, incrustaciones de una España inculta en un país moderno

El agobio de Occidente

Si Estados Unidos no puede, Europa debe hacer algo más por la seguridad colectiva

Arte y reliquias

La religión desempeñó un papel importante en la legitimación de la pintura y la escultura

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana