CARTAS AL DIRECTOR

Los descartes de TVE

Somos un grupo de antiguos profesionales de RTVE acogidos al ERE de 2006. Nos fuimos cuando se redujo la plantilla de la radiotelevisión pública en más de 4.000 trabajadores. Desde 2007 mantenemos una tertulia por la que han pasado destacados personajes de la vida nacional.

No somos ningún grupo de presión. Solo ciudadanos. Y sabemos de la importancia que los políticos otorgan al control de TVE. Por eso nos indigna ahora el cambio de ley que permitirá al Gobierno volver a nombrar a los consejeros y al presidente de RTVE.

Durante muchos años soportamos la dependencia gubernamental del viejo Ente Público. Sabemos el coste que eso tiene en manipulación, mala gestión y descrédito de la radiotelevisión pública. Pensamos que el “decretazo” Rajoy es un torpedo en la línea de flotación de una radio y televisión al servicio de todos

Queremos unir nuestra voz de protesta a la de profesionales y académicos. Sabemos que cuando se desmantelan educación y sanidad se puede tener la tentación de pensar que lo de radio y la televisión es menos importante. Pero sin una radiotelevisión pública de calidad la cohesión social sufrirá todavía más.

Animamos a nuestros antiguos compañeros a resistir el envite y a toda la sociedad a reivindicar una radio y televisión de todos y para todos. Y pedimos a todos los partidos políticos que saquen sus manos de RTVE.— Isabel M. Reverte y 25 firmas más.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

¿Baja el suflé y sube el ‘seny’?

Hay algunos síntomas que así lo indican. Los argumentos a favor de la independencia se han desmoronado uno tras otro. Lo que parecía fácil, rápido y lucrativo se ha ido revelando difícil, complicado y perjudicial

LA CUARTA PÁGINA

Ciudades y ciudadanos inteligentes

El avance de la tecnología en el entorno plantea la cuestión de si vivir en una productiva interconexión permanente es mejor o el ser humano debe recordar que el ocio es tan necesario como la eficiencia

LA CUARTA PÁGINA

La caída de los viejos caciques

Carlos Fabra y José Luis Baltar levantaron feudos políticos casi inexpugnables asentados en el clientelismo y la corrupción. Ambos parecen residuos del pasado, incrustaciones de una España inculta en un país moderno

El agobio de Occidente

Si Estados Unidos no puede, Europa debe hacer algo más por la seguridad colectiva

Arte y reliquias

La religión desempeñó un papel importante en la legitimación de la pintura y la escultura

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana