CARTAS AL DIRECTOR

Afina tus ideas

Hoy en día, es frecuente la pregunta dirigida a cualquier joven “¿qué vas a estudiar?”, que viene seguida de una respuesta que cita una titulación universitaria. Pero cuando dice que su aspiración es estudiar música se le pregunta: ¿y qué más? Obviamente, esta última apelación insinúa que es “poco” estudiar las enseñanzas musicales, cuando se trata de una empresa que requiere dedicación, esfuerzo y constancia.

Los estudios de cualquier instrumento musical son, nada menos, que 14 años en los que un niño, y después un adolescente, sacrifica sus juegos en el parque y después sus salidas y fiestas para dedicarse a su laborioso aprendizaje. Además, la carrera del músico no se considera titulación universitaria, a pesar de ser obligatorio el bachillerato para realizarla, ni tiene apenas facilidades de las que sí disfrutan los deportistas de élite, que dedican tantas horas a su entrenamiento como los músicos a su estudio. Parece ser que en la sociedad se ha creado un prejuicio contra los músicos menospreciando su esfuerzo y perseverancia.— Ana Ramón-Baviera Martínez.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

BMX a 12 metros sobre el puerto

Un canadiense hace una demostración en un rampa vertical suspendida sobre dos pilas de contenedores

Elecciones fraudulentas

Las sospechas sobre los sistemas electorales se suman a los problemas políticos y económicos de América Latina

Asesinada la pianista Strelle

El País Madrid

Su cuerpo fue encontrado por la policía poco después del crimen en su casa de Manchester

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana