CARTAS AL DIRECTOR

Afina tus ideas

Hoy en día, es frecuente la pregunta dirigida a cualquier joven “¿qué vas a estudiar?”, que viene seguida de una respuesta que cita una titulación universitaria. Pero cuando dice que su aspiración es estudiar música se le pregunta: ¿y qué más? Obviamente, esta última apelación insinúa que es “poco” estudiar las enseñanzas musicales, cuando se trata de una empresa que requiere dedicación, esfuerzo y constancia.

Los estudios de cualquier instrumento musical son, nada menos, que 14 años en los que un niño, y después un adolescente, sacrifica sus juegos en el parque y después sus salidas y fiestas para dedicarse a su laborioso aprendizaje. Además, la carrera del músico no se considera titulación universitaria, a pesar de ser obligatorio el bachillerato para realizarla, ni tiene apenas facilidades de las que sí disfrutan los deportistas de élite, que dedican tantas horas a su entrenamiento como los músicos a su estudio. Parece ser que en la sociedad se ha creado un prejuicio contra los músicos menospreciando su esfuerzo y perseverancia.— Ana Ramón-Baviera Martínez.

 

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

“Es un país curioso, ofende más un caño que cuatro o cinco entradas”

Luis Enrique defiende el juego de Neymar y evita polémicas con Mathieu

“Tengo un sueño: ver como juez el nacimiento de la república catalana”

El magistrado Santiago Vidal presenta su borrador para la futura Constitución catalana

Detenidos 26 miembros de una gran red de pornografía infantil

Entre los arrestados está un entrenador de fútbol que se grabó abusando de menores

EL PAÍS RECOMIENDA

Células madre permiten regenerar corazones infartados

Jaime Prats Valencia

Por vez primera se emplearán cultivos obtenidos de donante en un ensayo

Alex de la Iglesia se lleva de vuelta al cine a Raphael

‘Mi gran noche’ supone la vuelta del cantante a la gran pantalla

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana