Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

No acabo de entenderlo

Me parece increíble que se recorte en gasto farmacéutico y en sanidad en vez de recortar subvenciones a la Iglesia. Mientras que la beneficiada va a ser la comunidad católica, estos recortes nos van a afectar a todos los españoles, sin distinción de religión o creencia.

¿De verdad es más importante el mantenimiento de un culto que la salud? Los que no profesamos el catolicismo ni siquiera tendremos el consuelo de un entierro cristiano si los recortes a la sanidad empiezan a tener consecuencias para nuestra salud, que las tendrá sin ninguna duda.— Julia Ledo García.