OPINIÓN

La cultura del miedo

Puebla de la Calzada, Badajoz 12 MAR 2012 - 19:17 CET

Que el sistema capitalista es ampliamente aceptado por la mayoría de la sociedad es un hecho conocido, para muchos es, además, el mejor y único sistema válido para lograr una sociedad desarrollada y con unos niveles de bienestar adecuados a los deseos ciudadanos. Pero lo que no estaba tan claro era el grado de interiorización de dicha aceptación. ¿Qué nos pasa? Estamos tan sumamente subyugados por los cantos de sirena de los poderosos sobre las bondades del modelo, que asistimos con normalidad patológica al desmantelamiento y liquidación de un país moderno, desarrollado e integrado en la Unión Europea como es Grecia; nuestra pasividad es más grave si tenemos en cuenta que muchos de nosotros lo vemos como algo en el que el único culpable es el país heleno y que el sistema es poco menos que perfecto y solo se limita a ajustar los desaguisados de los países. Viendo el grado de aceptación, los principales beneficiarios de las “bondades del sistema” han dado un paso más y, a través del pánico provocado por una gravísima crisis, se han propuesto desmantelar el Estado de bienestar y redireccionar toda esa ingente cantidad de dinero público hacia sus corporaciones, quedando desprotegidos la mayoría de los ciudadanos.

Ahora hay varios países al borde del precipicio, entre ellos España. ¿Vamos a seguir creyendo en el modelo como un dogma de fe y permitir la caída de esos países? ¿Permaneceremos impávidos o nos debemos plantear que es posible otra alternativa? Lo creamos o no, en nosotros está.— Miguel Romano Romero.

 

Otras noticias

IMPRESCINDIBLES

LA CUARTA PÁGINA

No todo vale en las balanzas fiscales

Para conocer la diferencia entre lo que los ciudadanos de una comunidad aportan y lo que reciben hay que calcular el saldo por el método carga-beneficio; confunde quien, como la Generalitat, utiliza el flujo monetario

LA CUARTA PÁGINA

“¿Y Dilma, qué ha conseguido?”

Aunque hay deseo de cambio en la población, la polarización política hace difícil que la oposición gane las elecciones en Brasil. Pero el país está maduro para la alternancia y necesita volver a crecer

LA CUARTA PÁGINA

Las trampas de la consulta

Aunque sabe que la independencia no es mayoritaria en Cataluña, el nacionalismo se empeña en votar sus preguntas para que el mero hecho de hacerlo sea el reconocimiento institucional de su carácter de nación

LA CUARTA PÁGINA

Nostalgia de París

PIEDRA DE TOQUE. A finales de los años cincuenta vivían todavía Sartre, Mauriac, Camus, Breton... Mi más vivo recuerdo son los discursos de André Malraux, grandísimo escritor y un orador fuera de serie

El ébola en Estados Unidos

El actor más poderoso está obligado a intervenir para tratar de atajar la epidemia

Un país que hace su futuro

Es necesario un salto modernizador similar al que dimos en los años ochenta

La política del escándalo

Hacer favores privados con recursos públicos es la esencia de la corrupción

El déficit o cómo asfixiar a las autonomías

La crisis financiera de las comunidades solo se resolverá con una reforma fiscal

Lo que Gibraltar esconde

Reino Unido tiene en el Peñón una gran base militar naval, aérea y de inteligencia

El sistema

Con un pacto entre CC OO y el PP se inició la disparatada gestión de Caja Madrid

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana