Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Convocados tres días más de huelga en la Secundaria en octubre

Aguirre les recuerda que "dieron plantón dos veces" a Figar y les pide que se "abran al diálogo", aunque la mesa sectorial no está convocada

Los sindicatos educativos han convocado tres nuevas jornadas de huelga en la Educación Secundaria en Madrid después de los tres días de paros de la semana pasada y de la manifestación en la que participaron más de 44.000 personas para denunciar los recortes del Gobierno de Esperanza Aguirre. Los profesores volverán a la huelga los días 4, 5 y 20 de octubre, según lo acordado por todos los sindicatos educativos en una reunión que se ha prolongado desde una de la tarde hasta pasadas las cinco. De momento, el Ejecutivo regional, que tendió la mano a los sindicatos en el segundo paro de la semana pasada, no les ha llamado a la mesa sectorial.

El nuevo calendario de movilizaciones cita también a los profesores a concentrarse este miércoles 28 a las seis de la tarde frente a la Consejería de Educación y a manifestarse la semana que viene. Para el día 4 de octubre preparan una nueva manifestación por la tarde desde Neptuno a la Puerta del Sol, a falta de la confirmación de Delegación de Gobierno. Hay también institutos que desde hoy organizan encierros de protesta. Con el lema Nos desvelamos por la escuela pública los centros de la región podrán cobijar a los padres y profesores que pasen la noche en sus instalaciones, ha informado un portavoz de Comisiones Obreras. Los institutos tienen libertad para fijar el día y la duración siempre que no coincida con las jornadas de huelga. Las localidades más grandes establecerán un solo centro o dos donde celebrar el encierro para concentrar el espíritu de protesta.

El primer dia de paro, el 4 de octubre por la mañana, los sindicatos entregarán una nueva carta a Esperanza Aguirre para solicitar la apertura de una mesa sectorial, ha informado Eduardo Sabina, secretario general de enseñanza en UGT. Y el día 13 proponen a padres, alumnos y profesores que vuelvan a formar una cadena humana para abrazar a la sede de la consejería de Educación. Las dos jornadas de huelga del 4 y 5 se suman a la que va a solicitar el Sindicato de Estudiantes para el jueves 6 de octubre. Convocan a los alumnos en solitario pero quieren que sea secundada en conjunto por profesores y alumnos, según Tohil Delgado, secretario general de los alumnos, que también pide un aumento de las movilizaciones.

¿Qué se va a negociar en la mesa?

Por la mañana, Aguirre ha recordado a los sindicatos que dieran "plantón" a la consejera, Lucía Figar. Por eso, son ellos los que "se tienen que abrir" al diálogo con el Gobierno regional para solucionar el conflicto. En respuesta, el portavoz de educación de UGT ha negado que los sindicatos declinaran invitación alguna a negociar con el Gobierno regional ya que, según los representantes de los profesores, la Comunidad no quería debatir sobre las instrucciones del curso 2011-12 , que han puesto en pie de guerra al sector al ampliar en dos horas el horario lectivo y al dejar en la calle a 3.200 internos -cifra que Figar rebaja a mil- sino sobre retribuciones complementarias para los tutores y responsables de Tecnologías de la Información, que ya aprobó el pasado viernes. "No vamos a cambiar despidos por atribuciones", ha afirmado Sabina, en la línea de lo dicho entonces para no acudir a la negociación. "Lo único que queremos negociar son los recortes", insiste el portavoz de UGT.

"Los sindicatos de educación dieron plantón dos veces a la consejera, lo que no quiere decir que nosotros no sigamos abiertos al diálogo, pero los que se tienen que abrir son ellos, porque le dieron plantón y no quisieron acudir a la mesa", ha explicado Aguirre en declaraciones a los medios tras la inauguración de un centro de salud en el barrio de Aluche de la capital. Sin embargo, el diálogo que propone la Comunidad no incluye negociar las instrucciones, que considera "absolutamente necesarias". La presidenta ha afirmado que ella sigue "confiando en la profesionalidad de la inmensa mayoría de los profesores de instituto". "Confío en ellos, en su dedicación, en su amor a la enseñanza pública, y (creo) que dos horas lectivas más no pueden ser motivo de estas movilizaciones que están dañando a muchas familias que han optado por la enseñanza pública", ha subrayado Aguirre, con una mano vendada por una tendinitis.

Además, ha reiterado que detrás de la huelga están los socialistas, que quieren ponerla a ella "de doberman" como sucedió en su día con Francisco Alvarez Cascos pero les ha advertido de que, en su caso, "les va a costar un poquito de trabajo". Tras las declaraciones de ayer del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez-Rubalcaba, quien señaló en un mitin que los líderes autonómicos del PP son "la avanzadilla" de los recortes que quiere realizar Rajoy si llega a la Presidencia, Aguirre ha dicho que ella "también" se acuerda de Rubalcaba, porque le considera "el responsable de las leyes educativas que han llevado a España a la situación tremenda en que nos encontramos" y que la Comunidad "está tratando de paliar con los programas de bilingüismo, de mejora en infraestructuras, con sus programas de excelencia en el bachillerato y sus planes de estudio serios".

La semana pasada se celebraron tres jornadas de huelga, las dos primeras mayoritarias y consensuadas por los distintos sindicatos y la tercera, con menor incidencia, convocada por CC OO. Su seguimiento fue del 80%, según los convocantes. Las cifras se han movido en el entorno del 40% según la Comunidad de Madrid. EL PAÍS calculó que el 69% de los profesores la secundó el primer día y un poco menos, el 68,1%, el segundo. Los sindicatos han decidido pactar ahora para el mes de octubre otras tres jornadas de huelga teniendo en cuenta la repercusión económica de los paros en los salarios de los profesores. El día 10 de octubre, los sindicatos volverán a reunirse para valorar la incidencia de las jornadas de huelga y reforzar, en caso de que la consejería no tienda su mano a la negociación, el calendario de movilizaciones, ha informado Sabina.