Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Son Gotleu amanece en calma tras un acuerdo entre gitanos y nigerianos

Ambos colectivos se han comprometido a tranquilizar a sus compatriotas y a evitar altercados.- Los disturbos comenzaron a raíz de la muerte de un joven nigeriano.

Así ha amanecido hoy el barrio palmesano de Son Golteu tras el acuerdo verbal que alcanzaron ayer noche los colectivos de nigerianos y gitanos para evitar incidentes como los que se saldaron con cinco personas detenidas y una treintena de coches calcinados a raíz de la muerte del joven nigeriano Efosa Okosun. Ambos colectivos se han comprometido a calmar los ánimos entre sus compatriotas en una reunión que se celebró en la comisaría del barrio con la mediación del Ayuntamiento de Palma.

El regidor de Seguridad Ciudadana, Guillermo Navarro, informó a los representantes de ambos colectivos de que la Policía Nacional está investigando las causas de la muerte de Okosun y que serán los primeros en conocer los motivos del fallecimiento. Navarro pidió que se eviten los altercados y no se repitan los desórdenes públicos mientras se resuelve el caso. Después de la reunión, miembros de la Policía Local, el regidor de Seguridad Ciudadana y los representantes de los colectivos de gitanos y nigerianos, recorrieron las calles del barrio para pedir calma a sus compatriotas. A pesar de ello, unos treinta policías locales han permanecido durante toda la noche en la barriada para mantener la tranquilidad. A esta hora continúa su presencia en el barrio para garantizar la seguridad y la apertura de los comercios, algunos de los cuales se vieron obligados a cerrar sus puertas durante la jornada de ayer debido a los altercados, que ocasionaron múltiples destrozos en el mobiliario urbano.

La noche ha transcurrido sin incidentes, mientras las cinco personas que fueron detenidas por los disturbios han pasado esta mañana a disposición judicial y permanecen en los calabozos de los Juzgados de Vía Alemania de Palma a la espera de prestar declaración a lo largo del día.

La Policía Nacional continúa con las investigaciones sobre la muerte del joven, aunque la principal hipótesis del fallecimiento descarta las participación de terceras personas. Las pesquisas apuntan que Efosa Okosum cayó al vacío cuando intentaba saltar de un balcón a otro de la fachada agarrándose a una tubería que finalmente cedió. Fuentes de la policía nacional aseguran que no hay constancia de que el joven fuera perseguido por otras personas en el momento en que se precipitó al vacío, como aseguran sus compatriotas, que acusan a varias personas de etnia gitana de haber provocado la caída de Okosum tras perseguirle por el edificio.

La muerte del joven nigeriano ha prendido la mecha del enfrentamiento entre los colectivos de gitanos y nigerianos, que desde hace años mantienen malas relaciones en este barrio, en el que tres de cada diez residentes son de origen africano. En agosto de 2009, una pelea multitudinaria en la que participaron centenares de personas se saldó con tres heridos por arma blanca.