Un sargento de la Guardia Civil mata a su exnovio en un gimnasio de Madrid

El presunto asesino le dispara seis tiros, cinco en el pecho y uno en la cabeza, y luego se descerraja un tiro en la frente.- En la escena del crimen hay dos armas, una la oficial del instituto armado, y un revolver

F. JAVIER BARROSO / JUAN DIEGO QUESADA Madrid 26 JUL 2011 - 20:05 CET

En la puerta del vestuario de hombres de un gimnasio de Madrid, situado en la plaza de República Dominicana, se ha registrado un tiroteo en el que un hombre, identificado como Ángel Luis J. T., de 45 años y sargento de la guardia civil, ha matado a otro, Marcos H., de 28 años y socorrista de la piscina del gimnasio. Tras cometer el crimen, ha intentado suicidarse con la misma arma. El agresor ha quedado herido de extrema gravedad y se teme por su vida. Según las primeras hipótesis, ambos hombres fueron pareja, la víctima dejó al presunto asesino y en la actualidad tenía otra pareja. En la escena del crimen hay dos armas, una beretta, la oficial de la guardia civil, y un revolver.

El tiroteo, según fuentes policiales, se ha producido sobre las cuatro y media de la tarde en el vestuario de hombres del establecimiento de tres plantas que la conocida cadena Holiday Gym tiene en el número 8 de dicha plaza, situada en el distrito de Chamartín, en el noreste de la capital. Al lugar de los hechos se han trasladado varias radiopatrullas de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana y los servicios sanitarios, que se han encontrado a uno de los hombres fallecido y a otro herido de gravedad, ambos por arma de fuego.

Ingresado en el Gregorio Marañón

La víctima mortal, Marcos H., ha recibido seis impactos de bala, cinco en el pecho y uno en la cabeza. El herido, Ángel Luis J. T., presenta un único impacto y en la cabeza. Según un primer relato de los hechos, Ángel Luis le ha descerrajado los seis tiros a su expareja, ha hecho una pausa de unos 40 segundos y después se ha pegado un tiro en la frente. Un portavoz del Samur ha explicado que, sobre las cinco y media, los efectivos del servicio de emergencias de la capital han logrado estabilizar al herido, que estaba inconsciente, en el interior del gimnasio y lo han trasladado al hospital Gregorio Marañón. No ha entrado en parada cardiorrespiratoria y se encuentra estable dentro de la extrema gravedad.

Las primeras investigaciones, de las que se encarga el grupo V de homicidios, señalan que se han usado dos armas: una beretta, la oficial de la guardia civil, y un revolver. El presunto asesino, sargento de la Guardia civil, pertenece al grupo encargado del traslado de presos, que tiene su sede apenas a tres calles del suceso.

Fernando, monitor del centro que estaba dando una clase de spinning cuando se han producido los disparos, ha contado a Efe que los usuarios de las instalaciones pensaban que los ruidos que oyeron eran de unas obras, hasta que han visto cómo algunos socios corrían por las escaleras vistiéndose sobre la marcha y alertando de un tiroteo en el vestuario. Había en el momento del suceso unas 25 o 30 personas dentro, según uno de los usuarios, llamado Víctor, que ha explicado que los ruidos de los tiros parecían "martillazos". De acuerdo con los testimonios, se han escuchado varios golpes o detonacines, unos cinco o seis al principio, y después de una pausa otro más.

Uno de los socios ha llamado a la Policía para informar del suceso, mientras los usuarios del gimnasio se llevaban "el susto del siglo", en palabras de uno de ellos. Según otro testigo, el fallecido y el herido, que al parecer eran conocidos en el local, pueden haber llegado juntos al gimnasio. Otro de los usuarios ha asegurado que ha bajado a los vestuarios y ha visto a uno de los dos hombres tendido en el suelo sangrando, con una pistola en la mano.

El suceso ha despertado una gran expectación en la zona, y numerosos curiosos, junto a periodistas y socios del gimnasio que aguardan a poder entrar para recoger sus pertenencias, siguen a las ocho de la tarde alrededor del cordón policial, donde a las ocho de la tarde se ha producido el levantamiento del cadáver. El de la plaza de la República Dominicana, una zona muy tranquila de la capital, es el más grande de los gimnasios de la cadena, que tiene una decena de centros en la capital. El vestuario está en la planta intermedia del gimnasio, que tiene tres.

Otras noticias

Varios agentes en la puerta del gimnasio Holiday Gym donde se ha registrado el tiroteo. / SAMUEL SÁNCHEZ

Los servicios funerarios se llevan el cadáver de un hombre de 28 años que ha muerto de seis disparos realizados por su expareja, un sargento de la Guardia Civil. / SAMUEL SÁNCHEZ

Últimas noticias

Ver todo el día

Fallece Sabah, leyenda de la música árabe

La cantante y actriz fue una de las grandes divas de la edad de oro del cine egipcio

Trece reclusos fallecen intoxicados en una cárcel venezolana

145 internos ingirieron altas cantidades de medicamentos y los mezclaron con alcohol

Las barras bravas sangran por dentro

Los enfrentamientos entre facciones de los seguidores de River Plate simbolizan la relación entre fútbol y política en Argentina

La opositora Machado, imputada por tramar el asesinato de Maduro

La Fiscalía cita a la excandidata presidencial para que comparezca ante la justicia

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana