Selecciona Edición
Iniciar sesión

120 curas de Madrid censuran el coste de la visita del Papa

Firman una carta titulada 'Los Mecenas de Rouco' en la que critican la alianza entre la Iglesia y el poder económico para financiar la Jornada de la Juventud

El llamado Foro de Curas de Madrid, que forman 120 sacerdotes que trabajan en algunas de las parroquias más pobres de la región como las situadas en Vallecas, Canillas, la Cañada Real, critica en un documento público titulado Los Mecenas de Rouco la alianza entre el Arzobispado de Madrid y el poder económico y político para financiar la Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará del 15 al 22 de agosto en la capital.

Estos sacerdotes, que crearon en 2008 este foro para expresar su voz crítica dentro de la Iglesia, no se oponen a la visita de Benedicto XVI ni a la Jornada de la Juventud, sino a "cómo se hace, cómo se ha organizado y cómo se están financiando los fastos". Así, el documento denuncia el "escándalo social" que supone el alto coste del viaje en plena crisis económica, lamenta que el "pacto con las fuerzas económicas y políticas refuerza la imagen de la Iglesia como institución privilegiada y cercana al poder" y echa en falta que no se haya tenido en cuenta a la Iglesia de base y a las parroquias para una cita basada en el "boato" y alejada de la humildad y la sencillez del mensaje de Jesús.

Sus críticas se centran en la alianza entre el cardenal de Madrid y las grandes empresas del Ibex 35 como Iberdrola, Banco Santander, BBVA, Sacyr Vallehermoso, Telefónica o Endesa que, a través de la Fundación Madrid Vivo, colaboran en la Jornada Mundial de la Juventud. A su juicio, es un "escándalo" comparar la "facilidad con que los poderes públicos financian este acontecimiento" al tiempo que hacen "tantos recortes en recursos económicos y en derechos sociales como se está exigiendo a la mayoría de los ciudadanos".

Los firmantes de la misiva, que han enviado al cardenal Antonio María Rouco Varela, censuran el alto coste de la Jornada, cifrado en 50 millones de euros, y recuerdan que el patrocinio de la cita proviene de un poder económico responsable en buena medida de la crisis y que estas grandes empresas obtienen importantes beneficios fiscales a cambio de esa colaboración. Estas grandes empresas, además, están haciendo "buenos negocios en medio de la crisis a costa de los ciudadanos" y de los desahucios por impago de hipotecas. A su juicio, la cita, planteada así, se aleja de la humildad y sencillez del mensaje de Jesús.

Los integrantes del Foro de Curas de Madrid subraya que no se ha tenido en cuenta a la Iglesia de base y a las parroquias madrileñas de cara a esta visita, salvo para cuestiones prácticas de alojamiento y cesión de aseos y duchas. Ante este olvido, reivindican su derecho a ser escuchados porque, según dicen, la opinión de la Jerarquía no es la única en la Iglesia madrileña ni representa el sentir de todos los cristianos. Entre estos 120 párrocos -todo Madrid tiene unos 2.000- hay curas obreros e intelectuales y son muy activos en las asambleas de redes cristianas.

Estas críticas se suman a las de los sindicatos, que se han quejado de que el viaje obligará a quedarse sin vacaciones a muchos funcionarios para que 275 institutos permanezcan abiertos esos días de agosto con el fin de acoger a peregrinos. Los sindicatos piden, además, que el Arzobispado de Madrid corra con los gastos de estas instalaciones.