Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El chivatazo a ETA

La Audiencia se queda con el 'caso Faisán' al mantener la acusación a los imputados

Un magistrado emite un voto discrepante al considerar que no existen indicios de colaboración con ETA

La Audiencia Nacional ha rechazado la petición de la fiscalía y del exdirector general de la policía Víctor García Hidalgo, uno de los tres imputados en el caso Faisán, de retirar la imputación por colaboración terrorista y mantener solo la de revelación de secretos.

Así lo ha acordado la sección segunda de la sala de lo penal de este tribunal en un auto en el que rechaza el recurso de apelación de García Hidalgo contra la decisión del juez Pablo Ruz de convertir en sumario las diligencias previas de la causa que investiga el chivatazo con el que se alertó a ETA sobre una operación contra su red de extorsión en 2006 en el bar Faisán de Irún (Guipúzcoa).

Como ya había adelantado EL PAÍS, dos de los magistrados, el presidente Fernando García Nicolás y el ponente, Julio de Diego, han conformado una mayoría para rechazar el recurso presentado García Hidalgo. Para la sala, la decisión de Ruz "no fue arbitraria en vacío y razonable" y sostiene, en contra del criterio fiscal, que "no es necesario comulgar con la finalidades" de la organización terrorista para la existencia del tipo delictivo.

Esta decisión de la sala no ha sido unánime y el magistrado José Ricardo de Prada ha emitido un voto discrepante en el que considera que la decisión de Ruz no debió transformar las diligencias previas en sumario al no existir indicios de colaboración con organización terrorista.

De esta manera, la investigación del "chivatazo" a ETA continuará instruyéndose en la Audiencia Nacional, ya que si se hubiera considerado que solo hubo revelación de secretos, este tribunal no sería competente y debería pasar a un juzgado de Irún al ser el lugar donde ocurrieron los hechos.

Además de García Hidalgo, en la causa también están imputados el jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamiés y el inspector de la Brigada de Información de Alava José María Ballesteros.