Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Los ciclistas podrán circular por las aceras de más de tres metros si hay carril-bici

Rubalcaba matiza a Tráfico y asegura que el objetivo es proteger a los peatones

Las bicicletas podrán circular por las aceras de más de tres metros de ancho siempre que lo hagan por un carril bici, según ha afirmado hoy el vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ha matizado el anuncio que Tráfico hizo el pasado viernes en Córdoba. "Se ha interpretado justo al revés", ha respondido el ministro en el Senado a una pregunta sobre Seguridad Vial.

Según Rubalcaba, el objetivo de la Dirección General de Tráfico (DGT) es evitar la inseguridad que padecen los peatones. "No se trata de que peatones y bicicletas coincidan, sino justamente lo contrario: de procurar la mayor seguridad posible de los peatones también en nuestras ciudades", ha zanjado.

El pasado viernes, Tráfico explicó durante el II Encuentro de Ciudades para la Seguridad Vial que reformará el Reglamento General de Circulación para dar prioridad a los peatones y a las bicicletas en las ciudades. "La DGT quiere fomentar el uso de la bicicleta no ya como medio de transporte alternativo, sino preferente", aseguró el subdirector de normativa de Tráfico, Ramón Ledesma. Según anunció, las bicicletas podrán circular por los aceras de más de tres metros de ancho y siempre que se sitúen a un metro de la fachada, pero en ningún momento se hizo mención a la condición de que exista un carril bicil.

Hasta ahora, estaba prohibido que las bicicletas circularan por las aceras. Sin embargo, algunos Ayuntamientos han burlado la norma a través de ordenanzas municipales, que han sido avaladas posteriormente por el Tribunal Supremo. "El nuevo reglamento dejará de ser un obstáculo" para desarrollar las políticas municipales en materia de seguridad vial, dijo Ledesma.