Señorías, pueden ponerse el pinganillo

Las lenguas cooficiales entran por primera vez en el pleno del Senado.- El servicio costará 12.000 euros por pleno

¿Saben aquél que diú...?, el el Ojo Izquierdo de Jose María Izquierdo

Había más expectación por cómo lo iba a decir -en catalán- que por lo que dijo. El senador socialista Ramón Aleu, de la Entesa Catalana, fue ayer el primero en utilizar una lengua cooficial para defender una moción en un pleno de la Cámara Alta, algo que ya se hace desde 2005 en la comisión de comunidades autónomas. La novedad dio lugar a una foto -parlamentarios españoles colocándose auriculares para seguir la intervención de otros parlamentarios españoles- considerada ridícula por el PP y UPN, y un signo de convivencia democrática por el resto de partidos.

El uso de las lenguas cooficiales en el Senado no es de ahora: desde 1994 se pueden utilizar en las comunicaciones escritas y en el debate sobre el estado de las autonomías; en 2005, con el apoyo del PP, se extendió a todas las sesiones de la comisión de comunidades autónomas. Y el pasado julio, a propuesta de la Entesa (PSC-ERC-ICV), se decidió que catalán o valenciano, gallego y euskera entrasen en el pleno.

Con una condición (que impuso el PSOE): sólo se podrán defender en esas lenguas las mociones; no proposiciones de ley y, sobre todo, no las preguntas al Gobierno. Así que no habrá foto de José Luis Rodríguez Zapatero o sus ministros con el pinganillo de traducción simultánea puesto. Ayer sólo los senadores del PP usaron el castellano en exclusiva. La traducción se hace de la lengua cooficial al castellano, no al revés.

El servicio, con siete traductores por pleno, costará 250.000 euros al año, más los 100.000 euros de la traducción que ya se prestaba en comisión. Los defensores de la medida alegan que el Senado es "la Cámara territorial" y, por tanto, es justo que recoja la "riqueza lingüística española". "Hay que normalizar la pluralidad", sostiene la socialista Carmela Silva. Aunque sea sólo en las mociones. Los detractores replican que Cámara territorial no significa Cámara autonómica. "Esta es una institución nacional que representa la soberanía de todo el pueblo español, lo dice la Constitución. Debe usarse la lengua común", protesta la popular Rosa Vindel, refiriéndose solo al pleno porque en comisión la medida le parece bien. Mariano Rajoy, presidente del PP, opinó que esto "en un país normal no se produce".