Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asociaciones de vecinos protestan en Barcelona contra la subida de la luz

Endesa cierra su oficina de atención al público por miedo a que los manifestantes la ocupen

Unos veinte miembros de la Confederación de Asociaciones Vecinales de Cataluña (CONFAVC) se han concentrado esta mañana ante la sede de Endesa de Barcelona durante dos horas en protesta por el aumento de las tarifas eléctricas. La luz subió un 2,67% de media en enero y un 4,8% en octubre. En enero de 2011 la subida en la factura mensual puede alcanzar el 10%, en torno a los cinco euros al mes para un consumo medio.

"Hemos venido dentro del horario de atención al público, pero han cerrado la puerta para que no entremos", ha dicho el secretario de la CONFAVC, Julio Molina. Los líderes vecinales querían irrumpir en la sala de atención al público de la oficina de Endesa de la Estació del Nord para protestar, megáfono en mano, al grito de "Borja Prado, presidente ladrón", pero se han tenido que contentar con hacerlo en la calle. Molina ha criticado que la compañía le "impida" ejercer "su derecho de quejarse" ante las "desproporcionadas subidas tarifas anunciadas para el 2011.

El líder vecinal ha asegurado que el precio de la luz "ha aumentado un 10% durante 2010, ya que subió en enero, luego subió el IVA en julio y otra vez la tarifa en octubre", por lo que considera "inadmisible" que, "ahora comencemos el 2011 con otra subida del 10 por ciento".

"Estos incrementos son totalmente injustificados -según Molina-, porque las compañías eléctricas facturan muchos millones y porque se trata de un servicio público", ha añadido Molina. "No puede ser que la luz suba más que el IPC, pedimos que al menos las subidas sean progresivas".

La CONFAVC, que aglutina 661 asociaciones de vecinos y 28 federaciones de Cataluña, inició ya hace un año y medio la campaña Basta de abusos en nuestros barrios, para denunciar el alza de los precios de los servicios básicos, entre ellos las tarifas del servicio eléctrico que, según reivindica, deberían estar reguladas por la administración pública y no en el libre mercado. Durante este tiempo, la entidad ha convocado varias concentraciones y encierros y se ha reunido con todos los grupos parlamentarios catalanes.

El próximo 22 de enero, la entidad participará en Madrid la manifestación convocada por la Confederación Estatal de Asociaciones de Vecinales (CEAV) frente al Congreso de los Diputados.