Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro asesinato eleva a 71 el número de víctimas por violencia de género en 2010

Un hombre de 29 años ha sido detenido en Ciudad Real por la muerte a su compañera sentimental.- 16 mujeres han muerto en diciembre

Nueva víctima de violencia de género en España en un mes particularmente negativo en este sentido. La Guardia Civil detuvo anoche hacia las 23.00 a un hombre E. M. K. de 29 años por la muerte de su pareja en Ponzuna, Ciudad Real. Según la subdelegación del Gobierno, los hechos se produjeron anoche en el domicilio familiar en Porzuna (Ciudad Real) tras una discusión entre la pareja, en el transcurso de la cual el hombre produjo lesiones a la víctima con un arma blanca.

Fue ella misma la que avisó al 112, tras lo que fue trasladada al Hospital General de Ciudad Real, donde fue intervenida quirúrgicamente, pero falleció sobre las 2.00 de esta madrugada. La víctima denunció a su pareja sentimental el pasado 27 de noviembre en el cuartel de la Guardia Civil de Porzuna, si bien en la actualidad no constaba que tuviera alguna medida de protección. Juzgado de Instrucción número 3 de Ciudad Real se ha hecho cargo del caso.

Este caso eleva a 16 las muertes por violencia de género en lo que va de mes de diciembre y a 71 en el total de 2010, 16 más que en 2009.

Cuatro casos pendientes de confirmar

Sin embargo, es previsible que la cifra de 70 mujeres aumente antes de que acabe el año porque las fiestas son fechas complicadas -una mayor convivencia de parejas con problemas suele derivar en más crímenes- y porque Igualdad tiene tres casos en investigación. A ellos aún no se ha sumado el caso de Boadilla del Monte (Madrid), donde una mujer permanece desaparecida desde la madrugada del domingo, cuando salió de la cena de empresa con su ex compañero. El jueves, se informó de que su ex novio fue hallado ahorcado el miércoles en una torre de alta tensión de San Lorenzo del Escorial. El suicidio de Javier Sánchez-Toledo, de 38 años, hace temer por la vida de María Piedad García Revuelta, de 31 años.