Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

En libertad con cargos el responsable de los perros que mataron a un hombre en Córdoba

En el ataque resultó herido el hijo de la víctima mortal.- Cinco personas murieron por ataques de perros en España en 2010

La Guardia Civil ha detenido y dejado en libertad con cargos al responsable de los dos perros rottweiller, uno puro y otro cruzado con pitbull, que han causado la muerte a un hombre de 55 años en Carcabuey (Córdoba) y heridas de gravedad a su hijo de 29. El hombre, que había denunciado a la Guardia Civil por la mañana que los dos animales habían desaparecido, ha sido acusado de homicidio por imprudencia y lesiones por imprudencia.

A las diez menos cuarto de la noche, los familiares de las víctimas llamaron al servicios de emergencias 112, que alertaron a la Policía Local, a la Guardia Civil y a los servicios sanitarios. Varios guardias se desplazaron hasta la finca, un picadero de caballos situado en el paraje Masegal. Allí encontraron a dos hombres con heridas, uno de ellos escondido en una de las cuadras.

Los guardias civiles lograron ahuyentar a los perros y hacerse cargo de los dos hombres. Entonces constataron que uno de ellos había muerto. Los perros fueron finalmente encerrados en una de las estancias del propio picadero. Su propietario se personó ante la Guardia Civil. Los agentes siguen instruyendo diligencias y todavía no se le imputa ningún cargo. El propietario contaba con la documentación pertinente de los dos animales. El cuerpo del fallecido se encuentra en el instituto anatómico forense de Córdoba y se espera que esta mañana se realice la autopsia. Hasta que no finalice la investigación, no se podrá determinar si los animales serán sacrificados.

Otros ataques recientes

Los ataques graves de estas razas a personas se producen cada cierta frecuencia en España, donde ya han muerto cinco personas por esta causa en lo que va de año, al menos 20 en la última década. El último caso, aunque no mortal, se registró en agosto, cuando un hombre y una mujer de 28 y 24 años resultaron heridos de gravedad al ser agredidos por un perro de la raza bull terrier propiedad de su familia mientras ambos se encontraban en su domicilio en Berja (Almería). La pareja sufrió heridas de gravedad, entre ellas la amputación de falanges de los dedos de las manos y pies provocadas por las mordeduras del can.

A primeros de junio, un niño de cuatro años falleció tras el ataque de un perro de raza pitbull, en La Gallega, un popular barrio residencial de Santa Cruz de Tenerife. Unos días antes, una niña de seis años recibió más de 50 puntos de sutura en la cabeza, después de sufrir el ataque de un perro, en Alicante.

En mayo, en Pontevedra, un bebé de 23 meses también murió por el ataque de un perro peligroso de esta misma raza y la Guardia Civil imputó a su padre un delito de homicidio imprudente por no tomar las medidas de seguridad que corresponden a un perro de raza potencialmente peligrosa.

Un real decreto de marzo de 2002 regula el manejo y adiestramiento de animales y establece un catálogo de perros potencialmente peligrosos. El listado incluye a los perros de las razas pitbull, staffordshire bull terrier, american staffordshire terrier, rotweiler, dogo argentino, fila brasileiro, tosa inu, akita inu y sus cruces.