Los etarras Portu y Sarasola se ratifican en que fueron torturados por los guardias civiles

Los etarras, condenados por volar la T4 de Barajas, relatan al juez los supuestos maltratos recibidos

MIKEL ORMAZABAL San Sebastián 26 OCT 2010 - 14:59 CET

Los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola, condenados a 1.040 años de cárcel por volar la terminal T-4 de Barajas, se han ratificado esta mañana ante el tribunal que les juzga de todas las torturas, malos tratos y amenazas de muerte que sufrieron por parte de los guardias civiles que les detuvieron el 6 de enero de 2008 en Mondragón (Guipúzcoa).

En la segunda sesión del juicio contra 15 guardias civiles, Portu y Sarasola negaron que trataran de escapar en el momento de la identificación, como relataron ayer los guardias civiles que intervinieron en el arresto. Los terroristas han asegurado que no se produjeron forcejeos y que no opusieron resistencia, en contra de la versión manifestada por los acusados.

Los dos terroristas han coincidido en que, tras requisárseles dos pistolas y munición que habían recogido poco antes del monte, fueron conducidos en vehículos del instituto armado a una pista forestal, donde recibieron numerosos golpes y fueron maltratados "en todo momento". Portu ha relatado que, con las manos esposadas a la espalda, fue llevado por varios agentes hasta un río y le sumergieron la cabeza en el agua a la fuerza hasta quedar "sin respiración". Portu, además, ha declarado que recibió patadas en el costado, puñetazos y cachetes durante los traslados.

Ambos etarras han detallado que fueron amenazados de muerte. "Te vamos a matar", ha manifestado Portu que le dijeron. Sarasola ha reconocido que los agentes le aseguraron que iban a detener a su hermano. Este último ha señalado que fue trasladado al mencionado paraje, pero que no observó que hubiese un río allí.

Portu, que tuvo que permanecer tres días ingresado en la UCI del Hospital Donostia, ha admitido ante el juez que puso en conocimiento de los médicos que le trataron el trato recibido por los agentes. En cambio, Sarasola ha confesado que negó haber sido golpeado "por miedo", aunque posteriormente lo hizo ante el juez de la Audiencia Nacional "porque habían pasado ya los cinco días de incomunicación".

Otras noticias

Los etarras, responsables del atentado de la T-4 de Barajas, Igor Portu (detrás) y Mattin Sarasola (delante), son conducidos por agentes de la Ertzaintza, a su salida del Palacio de Justicia de San Sebastián, tras declarar hoy en la segunda sesión del juicio contra quince guardias civiles acusados de torturarles. / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana