Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mundo del cine protesta durante el Festival de Valladolid contra el alcalde de la ciudad

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, rechaza acudir a la inauguración de la Seminci por las declaraciones de León de la Riva contra Leire Pajín.- Bolláin: "No tengo ninguna gana de hacerme la foto con el alcalde"

La resistencia frente al poder de la que habla También la lluvia, de Iciar Bollain, la película que esta noche inaugura la 55 edición de la Semana Internacional de Cine (Seminci) de Valladolid, se hizo ayer realidad en las calles de la ciudad. Resistencia y profundo rechazo por las declaraciones sexistas del alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, del PP, contra la nueva ministra de Sanidad, Leire Pajín. León de la Riva dijo tras conocerse el nombramiento de la ministra que ésta iba a dedicarse a repartir "condones a diestroy siniestro" y que iba a ser "la alegría de la huerta". El alcalde continuó sus declaraciones con una referencia a los "morritos" de la ministra."Siempre que los veo pienso...", dijo, sin continuar la frase. La que ha dado el pistoletazo de salida ha sido la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, quien ha cancelado su prevista presencia en la gala en protesta por lo que calificó de "declaraciones intolerables" y más viniendo de un responsable público. "Los vallisoletanos no se merecen este alcalde", aseguró. Unas 300 personas se manifestaron anoche durante la inauguración del certamen con pancartas en las que pedían la dimisión del regidor.

Karra Elejalde: "El alcalde tiene una enfermedad y se llama testiculitis rancia"

La decisión de Ángeles González-Sinde fue aplaudida por el equipo de la película También la lluvia, con su directora al frente y ha tomado la decisión de pedir al servicio de protocolo de la Seminci no hacerse la foto oficial esta noche con el alcalde de la ciudad. Antonio Banderas, que recogerá en la ceremonia la Espiga de Honor por toda su carrera, ha lamentado también las declaraciones del alcalde. "Es una situación muy difícil y compleja para mí. Por una parte, quiero mostrar mi rechazo por esas afirmaciones tan fuera de lugar, pero sin perder el respeto a esta ciudad y a la Seminci".

Tal y como tenía previsto, la ministra ha acudido esta mañana a Valladolid a visitarlas obras de restauración del Claustro del Palacio de Santa Cruz, edificio del siglo XV que sirve de sede al rectorado de la Universidad y está considerado como la muestra más importante del arte renacentista en España. En el transcurso de este acto, al que ha asistido León de la Riva, la ministra le ha negado el saludo y ha evitado en todo momento cruzar palabra con él. Después, ha asistido a un almuerzo con representantes del sector del cine, productores y distribuidores, en el que Carlos Cuadros se ha estrenado como director delInstituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales.

En declaraciones a este periódico, González-Sinde ha explicado: "No quería dejar de estar en Valladolid porque los vallisoletanos se merecen que estemos, pero no se merecen el alcalde que tienen". A su juicio, las palabras de Javier León de la Riva "cuestionan la capacidad de las mujeres y su profesionalidad con criterios obsoletos e intolerables". Para la ministra de Cultura, los comentarios machistas de León de la Riva "están en contrade todo juego democrático y son condenables", sobre todo "viniendo de un responsable público". "Lo lamento mucho por Antonio Banderas , un actor maravilloso, y por Iciar Bollain, que ha hecho una película magnífica ,pero como mujer comprometida estoy segura de que me comprenderá", ha añadido. La ministra espera, dado que el alcalde no parece dispuesto a dejar sucargo, que en las próximas elecciones los vallisoletanos le "muestren su rechazo".

González-Sinde, después del almuerzo con los productores y distribuidores, se ha acercado al Teatro Calderón, donde se celebraba la rueda deprensa de Banderas para mostrarle su admiración y lamentar nopoder estar esta noche tan especial a su lado. "No es la primera vez que el alcalde de Valladolid hace este tipo de afirmaciones en contra de laprofesionalidad de las mujeres. Hay un límite que no se debe sobrepasar. No esun buen ejemplo para nadie y menos viniendo de un cargo público", reiteró la ministra tras su saludo a Banderas, que recogerá esta noche elgalardón de manos de Juan Diego e Imanol Arias.

Y apoyo fue lo que se encontró González-Sinde por parte del equipo de También la lluvia, una película sobre la resistencia y el compromiso frente al poder. Icíar Bolláin ha entendido "perfectamente" la actitud de la ministra ."Yo no tengo ninguna gana de hacerme la foto con el alcalde y que parezca que nopasa nada", ha explicado a este periódico. Karra Elejalde, el actor que interpreta a Cristóbal Colón en el filme, también comprende la decisión de la ministra. "Es una decisión coherente con su condición de persona y de mujer", ha dicho. "No me importa la afiliación política de quien ha dicho esto. El alcalde tiene una enfermedad propia de tiempos pasados y eso se llama testiculitis rancia", ha manifestado el actor. "Lo que tiene que hacer el alcalde es no acudir él esta noche en lugar de que se vayan otros", ha sugerido Elejalde. Por su parte, Luis Tosar, protagonista de También la lluvia junto a Gael García Bernal, ha manifestado que el plante de la ministra es "acertado" porque las palabras del alcalde "no se pueden dejar pasar por alto". "El alcalde demuestra con sus declaraciones un discurso de fondo muy preocupante. No es una anécdota cualquiera, es algo mucho más grave".

Por otra parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se refirió por primera vez al asunto esta mañana en el comité federal del PSOE, en el que ha criticado la "cobardía" del PP ante las "intolerables y vergonzosas" palabras del alcalde de Valladolid. A su llegada a este acto, la ministra de Defensa, Carme Chacón, ha dicho que en el PSOE todavía están "esperando" a que el PP "pida la dimisión" del regidor. El PSOE exige la dimisión del alcalde, mientas que el PP ha censurado sus palabras, pero a renglón seguido han considerado el asunto terminado porque el alcalde ha pedido perdón. Mariano Rajoy, que ha guardado silencio durante estos días, ha hecho esta mañana una referencia a la polémica en la convención del PP madrileño: "No se puede estar en lo accesorio o en el chisme".