Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero emplaza a los sindicatos a pactar la reforma de las pensiones tras el 29-S

El presidente de Gobierno, en un acto en Zaragoza, pide propuestas a los agentes sociales para lograr reducir el desempleo

El presidente del Gobierno ha defendido en Zaragoza la reforma laboral a tres días de la huelga general convocada por los sindicatos. Pese a esa convocatoria, en su discurso Zapatero ha asegurado que hará todo lo posible por mantener el diálogo con las formaciones sindicales y la patronal, en especial por la necesidad de reformar (a su juicio de manera urgente) el sistema de pensiones: "Mantendremos el objetivo y el compromiso del diálogo social más allá de la huelga del próximo miércoles. Hay muchos cambios, reformas y mejoras en el ámbito laboral, social y del sistema de pensiones que aconsejan la máxima capacidad de concertación, el máximo diálogo posible. Como presidente del Gobierno os puedo asegurar que volcaré todos mis esfuerzos para mantener ese diálogo intenso con los sindicatos y con la patronal".

"A España le conviene una reforma de las pensiones, como están haciendo la mayoría de los países. Podemos hacerla ahora o esperar a que dentro de 10 o 15 años tengamos problemas serios. Podemos hacerla ahora de manera tranquila, progresiva, razonable, con el máximo consenso y tener la tranquilidad de que de aquí 10, 15, 20, 30 años seguiremos teniendo mejores pensiones. Que la reforma es necesaria es evidente, porque hoy hay muchas más personas y va a haber muchas más persoans que van ingresar en el sistema de pensiones y que van a vivir muchos más años con una pensión cada vez un poco mejor. Los números son los que son. Tenemos que hacerlo", ha argumentado el presiente.

José Luis Rodríguez Zapatero ha aprovechado el acto de presentación de la que será la candidata socialista a presidir la comunidad, Eva Almunia (en sustitución del actual presidente Marcelino Iglesias) para reclamar a los sindicatos que planteen propuestas que ayuden a reducir el desempleo. "Respeto a los sindicatos, pero el Gobierno tiene el deber de intentar cambiar las cosas para que se genere más empleo", ha dicho Zapatero que ha apelado "a la responsabilidad" de los representantes de los trabajadores en la reforma laboral porque "para salir de la crisis y mejorar el empleo" además de criticar "parece razonable que se presenten propuestas".

El presidente además ha repasado lo que ha presentado como logros de su Gobierno. Ha recordado que el gasto social ha subido un 40% y ha nombrado medidas como la mejora del salario mínimo, las becas, ayudas al alquiler, ley de dependencia, pensiones. También ha justificado la adopción de medidas difíciles: "A los grandes países se les mide por cómo salen de las crisis. Todos tienen crisis. Nosotros saldremos de pie porque sabemos trabajar".

El acto, abierto por el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch se ha iniciado con un recordatorio a los mineros en huelga y al fallecimiento del escritor, cantautor y político José Antonio Labordeta hace una semana. Zapatero tampoco ha ahorrado elogios para el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, quien ha cedido el testigo a Eva Almunia.