Desierto en invierno, abarrotado en verano

Adif remodeló el apeadero de Castelldefels Playa en octubre pasado e insiste en que los pasos para cruzar estaban abiertos

MAIOL ROGER / JAIME FERNÁNDEZ Castelldefels (Barcelona) 24 JUN 2010 - 12:12 CET

Mucho tránsito de trenes, pero pocos pasajeros. Es la imagen habitual que ofrece en invierno el apeadero de Castelldefels Playa, a medio camino entre la estación del centro de la localidad y la del municipio cercano de Sitges. Pese al tránsito de trenes, solo se detienen dos convoyes cada hora y, a menudo, de ellos no se ve subir o bajar a un puñado de más de una decena de personas. Es en verano cuando la estación cumple con su cometido: nutrir de transporte público a las playas de Castelldefels, muy apreciadas por su longitud. Las mañanas de verano estos trenes van abarrotados de bañistas, y por la noche de jóvenes con ganas de salir de fiesta por los locales que se apiñan en el frente litoral. Es habitual ver, en los últimos trenes del día, grupos practicando el botellón. Por esta estación pasan los convoyes que se dirigen a la estación de Sant Vicenç de Calders, los regionales que circulan hacia Tarragona y las Tierras del Ebro y los Euromed destino u origen a la Comunidad Valenciana. Todos ellos suelen pasar a una velocidad elevada.

El apeadero es sencillo: tiene una sola vía por sentido. Y hay dos formas de cruzarla: un paso subterráneo y uno superior, únicamente accesible desde el exterior. Una de las vías, en la que paran los trenes que proceden de Barcelona, transcurre paralela a la autovía, lo que provoca que muchas personas crucen las vías para llegar a su destino. El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha insistido hoy en que, en el momento del siniestro, las instalaciones estaban "abiertas y en servicio". La estación fue remodelada recientemente. Tan recientemente como octubre de 2009. Adif ha enfatizado en un comunicado que la estación cumple con todos los requisitos legales. La remodelación costó 1,4 millones de euros.

En la mañana de hoy, el paisaje que ofrece la estación es distinto, enrarecido. Desde la acera del andén de la estación, justo en el punto del accidente, se ve un coche de bomberos, recogiendo. Y muy cerca, también una ambulancia de emergencias, que ayuda a un joven hallado cerca del escenario de la tragedia. Al parecer, se trata de un familiar de dos de las víctimas. Enrarecen igualmente el ambiente dos furgonetas de los Mossos d'Esquadra. "Siento decírselo. Con el paso nuevo, con los ascensores... A veces hay que ser imprudente", dice una joven. Un comentario que sugiere lo habitual de que la gente se arriesgue a cruzar las vías. Mientras, numerosos jóvenes, ajenos a lo ocurrido, continúan de fiesta en la playa, de verbena.

Otras noticias

FOTOGALERIA: Paso subterráneo

Un grupo de personas camina por el paso subterráneo en Castelldefels. El alcalde de la localidad, Joan Sau, ha asegurado que si se hubiese usado "no estaríamos hablando de esta tragedia".

Estas imágenes fueron grabadas por un vecino instantes después del accidente ferroviario en Castelldefels (Barcelona), en el que han muerto 12 personas y otras 12 han resultado heridas, tres de ellas, graves. / AGENCIA ATLAS

Últimas noticias

Ver todo el día

Una Ertzaintza de intrigas

Fernando García publica una novela negra con agentes de la policía vasca como protagonistas

Un exdiputado alemán admite que compró pornografía infantil

"Lo que hice era legal, aunque moralmente reprobable", afirma el socialdemócrata

Miami intenta digerir la nueva política americana hacia Cuba

La cuna del anticastrismo permanece dividida frente al anuncio de Obama

Más enfermedades crónicas y mentales por culpa de la crisis

Un estudio de Fedea muestra que la salud de los españoles se resiente por la recesión

ciencia

La pequeña Roi junto a su madre. / www.sheldrickwildlifetrust.org

El rescate de una cría de elefante que vio cómo mataban a su madre

Una pequeña elefanta de 10 meses, rescatada después de que los furtivos acabaran con su progenitora

Uno de ‘los 10 científicos’ de 2014 fue rechazado en España

Sjors Scheres, en la Universidad de Cambridge, quiso quedarse en el país

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana