De las lluvias torrenciales a un verano sofocante

Aemet señala que el verano será entre uno y dos grados más caluroso de lo normal.- Elena Espinosa promete ayudas para las zonas afectadas por las inundaciones en Asturias.- Guipúzcoa, única provincia en alerta por lluvias

EL PAÍS / AGENCIAS Madrid 17 JUN 2010 - 14:03 CET

España, encharcada, se despide de la primavera. Sobre todo en el norte, donde ayer el País Vasco, Cantabria, pero especialmente Asturias, vivieron una jornada en la que llegó a ser necesaria la presencia del Ejército en algunas zonas del área oriental por las lluvias. Hoy, es Guipúzcoa la provincia a la que se le atraganta el agua. Con estos mimbres la primavera dirá adiós el próximo lunes, convirtiéndose en una de las más frescas de esta década, y con unas lluvias muy superiores a los valores medios. De hecho, según el jefe de predicción de la Agencia Española de Meteorología, Fermín Elizaga, esta primavera ha sido la segunda más fresca en lo que va de siglo, después de la de 2004.

Tiempo tendrán las tierras de secarse con el verano que se avecina. Ángel Rivera, portavoz de Aemet, ha explicado hoy que será entre uno y dos grados más cálido de lo normal en prácticamente todas las regiones de España. Rivera ha apuntado que se trata de "una anomalía importante" y recordó el "famoso verano de 2003" con una desviación de 3º por encima de la media. Los responsables de Aemet han señalado que "casi seguro" que se registrarán olas de calor. También han apuntado que en los últimos nueve días se ha producido "una situación histórica, excepcional para esta época del año", en el área cantábrica en cuanto a cantidad de agua recogida.

Para este jueves, Medio Ambiente espera que las precipitaciones se restrinjan al extremo oriental de Euskadi y norte de la comunidad foral, que podrán acumular hasta 40 litros en 12 horas. Aemet reduce esta mañana las zonas de alerta de las cuatro comunidades de ayer -las tres citadas más Navarra- a tan solo la provincia de Guipúzcoa, que se encuentra en alerta amarilla o riesgo, la más baja. Las previsiones de la Aemet apuntan a que la perturbación se debilitará esta tarde. El viernes y sábado podrán producirse algunas precipitaciones, aunque ya de forma débil y dispersa.

El Servicio Vasco de Meteorología Euskalmet tiene todavía activada la alerta amarilla por lluvias para todo el País Vasco, donde el Departamento de Interior a través del teléfono SOS-Deiak 112 ha atendido desde ayer 5.000 llamadas relacionadas con el temporal, pero como la evolución está siendo favorable se ha desactivado el Plan de Emergencias por inundaciones en la comunidad. Aun así, la Dirección de Emergencias hará un seguimiento continuo de la situación y de las zonas ya afectadas. Tras las inundaciones de ayer, en las últimas horas las precipitaciones han disminuido en Vizcaya, pero se han incrementado en Guipúzcoa, aunque todos los ríos del País Vasco están ya dentro de sus cuencas. El temporal dejó ayer registros de 133 litros de agua por metro cuadrado en Bilbao, mientras que la borrasca se ha desplazado hacia la zona del Bidasoa, con 54 litros caídos durante las primeras horas de hoy en Hondarribia. Ahora, la perturbación continúa desplazándose hacia el este y se sitúa en la zona navarra del Bidasoa.

Mejora la situación en Asturias

A la comunidad más afectada por las lluvias, Asturias, se desplazó anoche la ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, quien ha visitado esta mañana las zonas más castigadas por las inundaciones. Espinosa trasladó nada más llegar al presidente regional, Vicente Álvarez Areces, la disponibilidad del Gobierno a "seguir colaborando para que se recupere la normalidad". Y hoy, en Arriondas, la localidad más castigada por la tromba de ayer, ha prometido ayudas para los daños "aún imposibles de cuantificar".

Ayer, el desbordamiento de 16 tramos de los ríos Piloña, Deva y, especialmente, del Nalón y el Sella, provocaron decenas de cortes de carreteras y vías férreas en el Principado, que más de 150 personas tuvieran que ser rescatadas, algunas en lanchas y helicópteros al quedar aisladas por el agua, y que se pidiera el apoyo del Ejército. Desde que a las 17.50 del martes se activase el plan de emergencia por lluvias, el 112-Asturias ha actuado en 481 incidencias, 276 relacionadas con inundaciones, otras 189 por cortes de carretera o limpieza de vías y 16 por el desbordamiento de ríos, informa este servicio encargado de coordinar las emergencias.

La situación más preocupante se mantiene en Pravia, donde desemboca el río Nalón, y en Arriondas, en la cuenca del Sella, que ha concentrado buena parte de los problemas durante todo el día. Numerosas carreteras de esos municipios y varios puntos de las nacionales 634 y 632 tuvieron también que ser cortadas al tráfico por el agua acumulada. Feve ha restablecido a primera hora de la mañana de este jueves los trenes de cercanías de las líneas Gijón-Cudillero, Gijón-Laviana, y Oviedo-Nava-Infiesto y de la gallega Ferrol-Ortigueira. Se circula asimismo con absoluta normalidad en las cercanías de Cantabria, Galicia, Vizcaya y León. Según informó la compañía, el servicio se mantiene interrumpido por las consecuencias del temporal en las cercanías de Oviedo-Pravia y Caudal-ller, así como los servicios regionales Oviedo-Santander y Oviedo-Ferrol.

Ascenso de las temperaturas

En Navarra, el Gobierno regional ha informado de que ha sido levantada la alerta naranja por fuertes lluvias establecida desde primeras horas de ayer. Según el Ejecutivo, esta pasada noche ha sido tranquila y tampoco en las primeras horas del jueves ha habido ninguna incidencia reseñable relacionada con el agua. Para hoy la previsión meteorológica anuncia lluvias débiles o moderadas en el tercio norte de Navarra y débiles en el resto de la comunidad, con tendencia a disminuir por la tarde. En Cantabria, que tampoco está ya en alerta hoy, los servicios de emergencia intervinieron en más de 300 incidencias, especialmente en la zona occidental, donde cayeron hasta 72 litros por metro cuadrado en 24 horas. La evacuación de personas de sus viviendas por desbordamiento de varios ríos, múltiples desprendimientos de tierra e inundaciones en distintos puntos de la región movilizaron a los servicios de Protección Civil, Guardia Civil, Cruz Roja y los bomberos de los distintos municipios cántabros.

Para el resto de España, la Aemet prevé para hoy un ligero ascenso de las temperaturas máximas en la península y precipitaciones localmente fuertes en el litoral del País Vasco durante las primeras horas del día. Lluvias débiles en el Pirineo occidental, en el oriental y en el resto del cuadrante noreste peninsular, mientras que en las demás zonas de la península solo se espera nubosidad de evolución. En Baleares, intervalos nubosos con posibilidad de algún chubasco débil y aislado tendiendo a poco nuboso, y en Canarias, nuboso en el norte de las islas de mayor relieve, intervalos nubosos en Lanzarote y Fuerteventura y poco nuboso en el resto. Las temperaturas máximas en la península, en ascenso ligero o moderado; mínimas, en el cuadrante noroeste en descenso ligero o moderado, en el resto sin cambios o en ascenso ligero. En los archipiélagos, temperaturas sin cambios.

España vuelve al verano

Las perturbaciones que han traído frío, lluvias e inundaciones tenderán a desaparecer desde hoy mismo, cuando se iniciará un progresivo retorno al "verano", que volverá a mediados de la próxima semana. Según el portavoz de la Aemet, Ángel Rivera, las precipitaciones seguirán afectando a la mitad oriental del Cantábrico, sobre todo a Cantabria, País Vasco y Pirineos occidentales, aunque tenderán "a ir centrándose más en País Vasco y Pirineos". Esa situación se mantendrá aproximadamente hasta este mediodía, momento a partir del cual la perturbación "se debilitará mucho".

A partir de mañana, viernes, se espera que "quede algo" de inestabilidad sobre la Península, pero de forma "muy residual", que podrá dar lugar a que aparezcan tormentas en zonas montañosas del interior. El sábado habrá "alguna tormenta, de muy poca importancia", y el domingo "prácticamente se estabilizará el tiempo". No obstante, entre el domingo y el lunes aún podrá registrarse alguna tormenta en áreas montañosas. En cuanto a las temperaturas, se espera una subida gradual a partir de hoy, alrededor de un par de grados por día, que se verá frenada el sábado y el domingo y que proseguirá a partir del lunes. Así, Rivera considera que para mediados de la semana que viene se registrarán ya valores "muy normales de la estación", con máximas que rondarán los 33-35ºC en la mitad sur; los 30-31ºC en el centro; los 25-27ºC en el norte y los 22-23ºC en la costa norte.

Otras noticias

Una paciente, evacuada del hospital de la localidad asturiana de Arriondas. / EFE

En Vizcaya y Guipuzcoa han pasado la noche en alerta. En Bilbao, hasta bien entrada la madrugada no ha descendido el cauce de la ría. Algunas zonas ribereñas se han inundado y otros puntos de la ciudad han tenido que protegerse con sacos. Son las consecuencias del centenar de litros de agua caídos ayer en la capital vizcaína.  La ría de Bilbao ha devuelto a muchos los fatídicos recuerdos de aquellas inundaciones del 83. / AGENCIA ATLAS

Últimas noticias

Ver todo el día

Se alquila habitación por 1.000 euros al mes

El precio se encarece al incluir pensión completa y limpieza de la vivienda

Detenido por quemar una nave industrial con 14 personas dentro

El arrestado prendió fuego al inmueble porque no le pagaron 40 euros de un supuesto alquiler Una persona resultó herida

Los convenios colectivos seguirán vigentes aunque hayan caducado

Aunque los pactos decaigan al año de expirar su vigencia por no haber acuerdo, los derechos colectivos laborales pactados pasan a ser individuales

El Kremlin avanza, el país retrocede

El presidente ruso volvió a recurrir al viejo argumento soviético del "cerco" occidental

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana