Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los senadores del PP piden a gritos la dimisión de Zapatero

Primer cara a cara entre populares y el Gobierno tras el decreto ley de recorte aprobado por el Consejo de Ministros.- García Escudero reclama la convocatoria de elecciones

"¡Zapatero, dimisión"! !Zapatero, dimisión!". Aporreando sus mesas, los senadores del PP le han montado una enorme bronca al presidente del Gobierno en la Cámara alta. Mientras, los senadores del PSOE apenas podían acallar la algarada aplaudiendo en pie a Zapatero. El primer cara a cara en el Senado entre el Gobierno y el PP tras la aprobación del decreto ley de medidas extraordinarias para frenar el gasto acabó de forma tumultuosa.

Los senadores populares en pleno reclamaron durante la sesión de control la dimisión de José Luis Rodríguez Zapatero, tras un duro enfrentamiento verbal de este con el portavoz del PP en la Cámara alta, Pío García Escudero. La bronca mereció el reproche del presidente del Senado, Javier Rojo, que calificó de "lamentable" el comportamiento de los senadores, así como la imagen que estaban dando ante los ciudadanos, que, ha dicho, no quieren ver ese tipo de escenas "sino soluciones".

La bronca vino después de que el portavoz del PP, Pío García Escudero, preguntara a Zapatero por el recorte social y acabara su intervención pidiéndole que convoque elecciones. La pregunta de García Escudero fue simple: "¿Sostiene el presidente del Gobierno que los anunciados recortes garantizan un crecimiento más sólido?". Zapatero replicó que sí y que, además, así lo avalan otros Gobiernos europeos y los organismos económicos internacionales.

La respuesta supuso que el portavoz popular reprochara todas las políticas económicas, medidas, anuncios y contraanuncios hechos públicos hasta ahora por el Ejecutivo, así como el cambio que supone el decreto ley aprobado el jueves pasado. García Escudero ha hecho una intervención durísima, hablando de "esquizofrenia", engaños y responsabilizándole de la situación que ha llevado al recorte. "Aquí tiene que ver un impostor político", dijo García Escudero: "O el Zapatero de antes, o el de ahora, el que ahora pide sacrificios con cara de funeral pero no pide disculpas. Le estoy mirando y no le reconozco". La conclusión del popular fue que esta legislatura está agotada, lo mismo que el propio Zapatero, por lo que le reclamó: "Si tiene dignidad, convoque inmediatamente elecciones para que los españoles puedan decidir sobre su futuro".

Zapatero ha respondido asegurando que este Gobierno ha subido en 50% los gastos sociales y ahora solo recorta un 1,5%. Además, ha apelado a la responsabilidad del PP, "el único partido de Europa que se opone al recorte del déficit". El presidente del Gobierno tiró de sarcasmo e ironía: "Agradezco su constructiva intervención, ha sido todo un ejercicio de sentido de la responsabilidad ante un país para un grupo que aspira a volver a gobernar España. Le diré, que yo a usted sí le reconozco, con esa misma política que practican ustedes de decir no, nunca, jamás a nada que pueda ser responsable y constructivo para nuestro país".

Al final de la intervención del presidente, mientras los senadores socialistas aplaudían, los populares pateaban y golpeaban sus escaños mientras gritaban "Zapatero dimisión" y Javier Rojo, con evidente enfado, regañaba a los representantes electos de los españoles.