Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una comunicación intervenida por el CNI condujo a la detención del jefe de ETA y su lugarteniente

Arrestado en Bayona Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, 'Ata', máximo responsable de ETA, junto a su lugarteniente, Arkaitz Agirregabiria, implicado en el asesinato de un policía francés cerca de París, y Maite Aranalde, fugada tras un error judicial.- Un cuarto detenido no estaba fichado.- Rubalcaba: "Han caído el 'número uno' y el que iba a sustituirle"

Las tres 'patas' de la organización terrorista (política, militar y logísitica) han sufrido duros golpes en los últimos años.
Las tres 'patas' de la organización terrorista (política, militar y logísitica) han sufrido duros golpes en los últimos años. EL PAÍS

"Han caído el número uno de ETA y su lugarteniente, las dos personas más buscadas por la policía española y la francesa". El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha informado hoy del séptimo golpe contra la cúpula de ETA en dos años y ha confirmado que la Dirección Central de Información Interior francesa, en colaboración con la Guardia Civil española y el Centro Nacional de Inteligencia (CNI), ha detenido en la localidad francesa de Bayona al número uno de la banda terrorista ETA, Mikel Kabikoitz Carrera Sarobe, Ata, al que Rubalcaba ha calificado como el "más buscado" por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La interceptación de una comunicación por parte de agentes de "inteligencia de señales" del CNI ha sido la clave que originó el seguimiento que acabó con la detención de esta madrugada.

Rubalcaba, que ha informado de la operación en una rueda de prensa, cree que, en el estado actual de ETA, las detenciones de hoy son más importantes que el arresto de Garikoitz Aspiazu, Txeroki, que dirigía la organización terrorista cuando una furgoneta bomba voló la T-4 de Barajas, asesinando a dos personas y dilapidando las esperanzas de paz.

En la operación de hoy han caído otros tres miembros de la organización terrorista, dos de ellos junto a Carrera. El primero de ellos es Arkaitz Agirregabiria, lugarteniente del propio Ata y el etarra destinado a sustituirle en caso de que cayera su jefe, según Rubalcaba. Mientras tanto, se encargaba de la formación y adiestramiento terrorista de los miembros de la banda.

Se trata además, según el ministro, del criminal más buscado por Francia, ya que es el único identificado en el asesinato de un policía nacional francés cerca de París.

La tercera detenida en Bayona es Maite Aranalde, que se encontraba huida desde que fuera puesta en libertad bajo fianza de 12.000 euros por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco un día después de que fuera entregada por Francia al haberse traspapelado en el Tribunal de Apelación de París un documento que la vinculaba con la colocación de varias bombas en de Madrid durante el puente de la Constitución de 2004.

Las mismas fuentes apuntan que los tres, que iban armados, celebraban una reunión del aparato militar de la banda terrorista en el momento de la operación. "Estaban trabajando, a lo suyo y les puedo asegurar que no estaban rezando el rosario", ha dicho Rubalcaba.

El cuarto detenido es Benoît Aramendi, miembro legal (no fichado) de la banda terrorista. Ha sido arrestado en la localidad francesa de Urrugne y se trata de un "viejo conocido" de las policías francesa y española, según ha confirmado Rubalcaba, que ha explicado que la vigilancia a la que estaba sometido ha permitido la operación. Sus movimientos sospechosos hace unos días para trasladar a varias personas adoptando severas medidas de seguridad convencieron a quienes le vigilaban de que iba a participar en un traslado de etarras.

La cúpula de la tregua

Las detenciones se han practicado a las seis y cuarto de esta mañana (hora peninsular) en un piso de la calle Sergent Marcel Duhau, en Bayona (departamento de Pirineos Atlánticos, en el sur de Francia), cerca de la frontera con España. Ata, que ha sido identificado según un reconocimiento fotográfico y al que se supone que ha participado de forma directa en el asesinato de cinco personas, era considerado como el jefe de los pistoleros en la jefatura militar etarra y organizador de los planes criminales de la banda. Es, además, quien alquiló la furgoneta cargada con explosivos interceptada por la Guardia Civil en Zamora el 9 de enero de este año.

Rubalcaba también le ha relacionado directamente con la ola de atentados que aterrorizó Mallorca el año pasado y en la que murieron dos guardias civiles. Unos atentados que sorprendieron por su audacia a las fuerzas de seguridad. " Ata ha sido un innovador, si se puede llamar así a un terrorista, de los métodos de actuación de ETA", ha dicho el ministro.

No queda ahí la cosa. Fuentes de la lucha antiterrorista han apuntado a EL PAÍS que Carrera podría estar directamente implicado en el asesinato a sangre fría de dos guardias civiles en la localidad francesa de Capbreton en diciembre de 2007. Los investigadores guardan una muestra de ADN sin identificar que será cotejarada con la de Ata para comprobar si coinciden. Lo que ya ha comprobado la Guardia Civil es la identidad de los tres detenidos en el piso mediante el cotejo de sus huellas dactilares.

Los agentes de la policía francesa registraron ayer durante más de ocho horas el apartamento ocupado por los terroristas. Una veintena de simpatizantes de la izquierda radical abertzale esperaron a la puerta del apartamento a la espera de la condución de los detenidos. Maite Aranalde profirió un grito al ser conducida esposada al coche policial, que fue respondido por los concentrados con el coro "aupa Maite" y golpes en los vehículos oficiales.

Precisamente mañana se cumplirán dos años de la detención de otro número uno de ETA, Francisco Javier López Peña, alias Thierry, que ostentaba la jefatura militar y política de la banda. Desde 2000, más de una decena de máximos dirigentes de ETA han sido detenidos en distintas operaciones, lo que suma un total de siete cúpulas de la banda.

Además, con la detención de Mikel Carrera los cinco dirigentes de ETA que comandaban la banda durante la fallida negociación que concluyó con el atentado de Barajas.

Los expertos sitúan a Carrera Sarobe en la cúpula de ETA junto a Eneko Gogeascoetxea -hermano de Ibón, detenido en marzo-, el veterano José Luis Eciolaza Galán Dienteputo e Iratxe Sorzabal, y señalan como lugarteniente de Carrera y experto en explosivos a Mikel Oroz. Carrera se sumó a Txeroki en el frente duro en la pelea interna que se mantuvo en ETA durante la última tregua entre los que querían seguir dando lo más duro posible. Esta sintonía con Txeroki y su experiencia hace que se le considere el heredero del indio.

La experiencia criminal la habría adquirido entre 2001 y 2003. Tres atentados perpetrados en su área de influencia (Navarra y sus provincias periféricas) están sin aclarar, aunque los investigadores están prácticamente seguros de que fue él quien los ejecutó.

Carrera Sarobe habría estado al frente de la banda desde el pasado mes de febrero, cuando el día 28 se arrestó en el norte de Francia el número uno y jefe militar de ETA, Ibon Gogesakoetxea, junto a los miembros liberados Beñat Aguinagalde Ugartemendia y José Lorenzo Ayestarán Legorburu, un veterano terrorista, en la pequeña localidad francesa de Cahan, sita en la Baja Normandía.