Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
El sumario Gürtel acorrala al PP

Aznar, ante Rajoy: "Los españoles no entenderían que el PP dejase de ser incompatible con la corrupción"

El ex presidente asegura ante uno de los principales implicados del 'caso Naseiro' que su partido fue "implacable".- Rajoy agradece a Aznar lo que ha hecho por España, el partido y el país

"Los españoles no entenderían que el Partido Popular dejase de ser incompatible con la corrupción. Los socialistas pretenden que deje de serlo. Quieren que seamos todos iguales. Y no podemos tolerarlo. El PP que surgió del congreso de Sevilla [del que se celebran ahora 20 años] fue implacable contra la corrupción y creo que nuestros militantes nos exigen que así siga siendo".

El ex presidente del Gobierno, José María Aznar ha pronunciado estas palabras frente a Mariano Rajoy y la veintena de cargos del PP de hace dos décadas que se han reunido en Sevilla. Entre los asistentes están Francisco Álvarez Cascos, el propio Romay Beccaría, propuesto por Rajoy para sustituir a Bárcenas en la tesorería del partido, y el presidente fundador, Manuel Fraga.

Lo más significativo es que ha pronunciado las palabras delante de Arturo Moreno, que fue elegido vicesecretario de organización durante dicho congreso de Sevilla y que poco después dimitió precisamente por su implicación en el caso Naseiro, el mayor escándalo de corrupción del PP hasta que estalló Gürtel.

Después de que hablara Aznar, Rajoy le ha contestado: "Agradezco lo que Aznar ha hecho por el partido y por España y a titulo personal lo que ha hecho por mi. Seguimos siendo continuadores del proyecto del congreso de Sevilla y continuamos defendiendo sus mismos principios y valores".

Durante el almuerzo celebrado en un restaurante sevillano junto al río Guadalquivir, Aznar ha compartido mesa y mantel con el equipo que conformó en 1990 tras ser elegido presidente del Partido Popular en el XX Congreso Nacional. Durante los días 30, 31 y 1 de abril de 1990, 2.800 compromisarios y varios centenares de invitados se reunieron en la capital andaluza para asistir a la confirmación de Aznar como sucesor de Manuel Fraga.