Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Lucha contra la crisis

La Casa Real reconoce que el Rey ha intensificado los encuentros por la crisis

El Ejecutivo valora la implicación del Rey pero recuerda que es el Gobierno el que tiene la competencia de "abordar acuerdos".- El PP exige una bajada de impuestos para sumarse al pacto anticrisis

Los movimientos por alcanzar un gran pacto de Estado que aúne esfuerzos para luchar contra la crisis económica han implicado al Rey. Si ayer don Juan Carlos instaba a "recuperar juntos, cuanto antes, el crecimiento fuerte y duradero" , hoy, tras la reunión del monarca con los sindicatos, la Casa Real ha reconocido en un comunicado que el Rey ha intensificado los encuentros con los actores sociales por la crisis económica. El Ejecutivo valora la implicación del Rey pero recuerda que es competencia del Gobierno "abordar acuerdos".

"El encuentro se enmarca en la serie de contactos" que don Juan Carlos mantiene con representantes del mundo económico, empresarial y laboral, ha insistido en un comunicado la Casa Real, que ha admitido a continuación que estas reuniones se mantienen "con especial incidencia en los últimos meses dadas las graves consecuencias de la crisis económica en nuestro país, especialmente en términos de destrucción de empleo".

En concreto, Don Juan Carlos ha analizado con los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CCOO, Ignacio Fernández Toxo el acuerdo salarial alcanzado el pasado lunes con la patronal. Es, según la Casa Real, "la primera vez que la reunión se efectúa de forma conjunta". Además, el monarca también se reunió ayer en Zarzuela con la vicepresidenta económica, Elena Salgado, quien informó a don Juan Carlos sobre las medidas tomadas para superar la crisis económica y de cómo todas las instituciones y distintas fuerzas políticas, económicas y sociales buscan salidas a la crisis.

El Gobierno ha valorado la implicación del Rey de manera positiva aunque ha negado que se trate de una ronda de contactos. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que "siempre agradecemos la actuación del Rey para arrimar el hombro en un tema que nos afecta a todos", aunque ha precisado que no se trata de una ronda de contactos, "sino de reuniones habituales que su majestad mantiene con las distintas fuerzas y que forman parte de la normalidad institucional".

De la Vega ha atribuido a "opiniones interesadas, que no se corresponden con la realidad" interpretar que los contactos del Rey son una respuesta a la imposibilidad del Ejecutivo de llegar a un pacto de Estado y ha querido dejar claro que la responsabilidad "de abordar acuerdos" es "exclusivamente del Gobierno" y "la está llevando a cabo".

El PP exige una bajada de impuestos

El Partido Popular ha recibido la convocatoria que el PSOE ha lanzado a todos los grupos parlamentarios para analizar su voluntad de pacto con recelos.

La secretaria general, María Dolores de Cospedal, ha asegurado en una declaración en la que no ha admitido preguntas de los periodistas que el acuerdo debe suponer "un cambio radical en las políticas económicas de Zapatero", es decir, bajada de impuestos, plan de austeridad y destinar los gastos de las administraciones a la inversión productiva. Cospedal ha avisado al Gobierno de que sólo se ofrecerán al acuerdo si este se dirige "a poner en marcha las reformas que necesita España".

Por su parte, el portavoz de Convergència i Unió en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, se ha vuelto a mostrar hoy favorable a una negociación que incluya a todos los grupos políticos de cara a fraguar "un gran pacto de Estado" contra la crisis económica, según ha afirmado en una entrevista en Telecinco. El portavoz de CiU, cuyo grupo ha querido colocarse de árbitro entre PSOE y PP con la propuesta de alcanzar un pacto de Estado contra la crisis, ha negado cualquier posibilidad de que su coalición alcance un acuerdo permanente con el Gobierno ni mucho menos que entre a formar parte de él.

El portavoz de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha asegurado en una rueda de prensa que su grupo se ha enterado por la prensa de la ronda de contactos que pretende iniciar el PSOE y ha adelantado que, si les llaman, acudirán a la cita para proponer un acuerdo social y político de izquierdas que busque una salida justa a la crisis y ha acusado al Gobierno de haber provocado "desorientación" al haber optado por la "geometría variable" en el Parlamento.