Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Desnudos después de la minifalda de Geisy

Estudiantes de la Universidad de Brasilia se quitan la ropa en solidaridad con la alumna de la Universidad de Bandeirantes

El caso de la joven estudiante de 20 años Geisy Arruda, que el 20 de octubre pasado fue expulsada de la Universidad Bandeirantes (Uniban) de São Bernardo do Campo (en el Estado de São Paulo) por ir a clase con un vestido por encima de la rodilla, sigue vivo en el país. En la Universidad de Brasilia (UnB), 250 chicos y chicas se han desnudado como un gesto de solidaridad con la alumna expulsada y humillada por sus compañeros de universidad.

Muchos de los chicos se quedaron en calzoncillos y las chicas en topless; algunos se exhibieron totalmente desnudos. La manifestación tuvo lugar en el edificio Minhocão, donde se concentra la mayoría de las aulas de la universidad.

En procesión, los alumnos fueron hasta el rectorado y entregaron una carta de protesta al rector, José Geraldo de Souza Junior, quién se solidarizó con ellos y les dijo que él también se había indignado con el episodio de la chica expulsada de la Uniban. Es más, anunció que divulgaría la nota de apoyo a Geisy y que enviará la carta al Consejo de rectores de las Universidades Brasileñas (Crub), a la Asociación Nacional de Dirigentes de las Instituciones Federales de Enseñanza Superior (Andifes), a la Secretaría de Derechos Humanos y al Ministerio de Educación.

En el documento firmado por los alumnos manifestantes a favor de Geisy se reclaman "políticas institucionales contra el machismo", un centro de referencia de la mujer y un registro de violaciones contra la mujer en la institución universitaria.

La iniciativa de los estudiantes de la Universidad de Brasilia podría contagiarse a otras universidades la mayoría de las cuales, sobre todo las públicas, que ya han repudiado públicamente la decisión de la Uniban de expulsar a Geisy por el delito de ir a clase con un vestido considerado demasiado corto, aunqueun día después se revocó la expulsión.

El caso, por lo que arrastra de machismo y de intolerancia, fue la segunda noticia con mayor repercusión en Internet durante los días pasados, según un sondeo de la CNN.