Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El PSOE da marcha atrás en la reforma fiscal

Los socialistas rompen el acuerdo con IU-ICV para subir los impuestos a las rentas altas porque no les garantizan su voto favorable al techo de gasto de los presupuestos

El PSOE acaba de dar marcha atrás. Anunció este martes por la mañana un giro fiscal que suponía mayores impuestos para las rentas más altas, pero retiró el texto poco antes de someterlo a votación en el Congreso. Según explicaron fuentes socialistas, lo ha hecho porque el acuerdo al que había llegado con IU e ICV incluía su compromiso de apoyar con su voto el techo de gasto de los presupuestos, primer escollo de las cuentas públicas para 2010, y ahora ese apoyo no está claro. Como el diputado de ICV, Joan Herrera, anunció que no votaría a favor, sino que se abstendría, el PSOE ha retirado la enmienda sobre la subida de impuestos a las rentas más altas. Herrera, por su parte, asegura que nunca se comprometió a nada.

Con este pacto, los socialistas daban un giro a la política fiscal del Gobierno, hasta ahora basada en las rebajas fiscales. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha suprimido el impuesto de patrimonio, entre otros.

La enmienda de los socialistas que iba a ser aprobada en el pleno se comprometía a modificar la "proporcionalidad" y "redistribución" de los impuestos y hablaba expresamente de revisar la tributación en el IRPF para "los mayores niveles de renta y de patrimonio".

También pretendía modificar la llamada Ley Beckham, es decir, el artículo de la ley que concede beneficios fiscales a los deportistas profesionales extranjeros, hasta el punto de que tributan ahora sólo el 24% del IRPF, es decir, como los que ingresan menos de 17.000 euros al año. El texto afirma que la reforma pretende "evitar abusos manifiestos". La moción no precisa cómo será esa modificación, pero se compromete a revisarlo. Esa ley fue aprobada en 2004 para que los profesionales extranjeros que residieran en España menos de seis años pagasen sólo el 25% de impuestos. En 2006, el Ejecutivo socialista rebajó la tributación del 25% al 24%.

Se incluía el compromiso de establecer progresividad para el cheque de 2.500 euros por nacimiento. También se hablaba de la posible supresión de la deducción de 400 euros. Además, la enmienda se comprometía a "impulsar al fiscalidad ambiental", un compromiso del PSOE en las elecciones de 2004 y que sólo aplicó en la reforma del impuesto de matriculación para que dependiera de las emisiones de dióxido de carbono. El texto recordaba que "se modificará el impuesto sobre circulación de vehículos", un tributo que cobran los ayuntamiento y que depende de los caballos fiscales. En 2007, PSOE e ICV ya pactaron reformar este impuesto para que estuviera en función de las emisiones, pero Hacienda ha retrasado el cambio.

Los partidos habían acordado "aprobar antes del 1 de enero de 2010 todas las reformas legales que permitan dar cumplimiento" a lo pactado.

Zapatero explicará en el Congreso las medidas anticrisis

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparecerá el próximo julio en el Congreso, en un pleno extraordinario, para informar de las medidas adoptadas por el Ejecutivo para atajar el paro y la crisis, según ha informado el portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, aunque la Junta de Portavoces de la Cámara Baja no ha cerrado la fecha de la sesión plenaria.

En cualquier caso, se tratará de una comparecencia extraordinaria porque el período ordinario de sesiones acaba dentro de una semana, el martes 30 de junio.

Según el portavoz de ERC, Joan Ridao, antes de la Junta Alonso propuso convocar el pleno extraordinario para el 20 de julio, cinco días después de que, según las previsiones de los socialistas, se cierre el acuerdo sobre el nuevo modelo de financiación autonómica. Sin embargo, no se ha tomado ninguna decisión porque el Gobierno no ha dado aún su visto bueno a la celebración en esa fecha de la comparecencia del presidente, ha apuntado la misma fuente.

El compromiso para la comparecencia de Zapatero fue adquirido por el PSOE el pasado enero, en una reunión de la Diputación Permanente en la cual planteó que el jefe del Ejecutivo acudiera en dos ocasiones al Congreso, antes del verano, para informar de las medidas anticrisis; una de ellas ya se ha sustanciado. El grupo parlamentario de ERC-IU-ICV había formalizado un requerimiento para que el presidente acudiera de nuevo al Parlamento, en cumplimiento de lo acordado en enero.

La condición de ICV, la financiación catalana

El diputado de ICV, Joan Herrera, lamenta que el PSOE se haya echado atrás en el apoyo a la moción que ha defendido hoy su formación en el pleno del Congreso para subir los impuestos a las rentas más altas, entre ellos, los futbolistas de élite. El PSOE decidió no seguir adelante con el acuerdo al no tener garantizado el voto positivo de ICV en la votación sobre el techo del gasto en los presupuestos generales. ICV por su parte, no quiso garantizar ese apoyo porque "el acuerdo de financiación con Cataluña todavía no está cerrado". Entre las condiciones de unos y otros, el acuerdo se ha quedado en nada.

"Hoy se pretendía luchar contra los paraísos fiscales y para que en un escenario de crisis quienes más tienen, paguen más", afirmó Herrera. "Hoy no hay rumbo en la política fiscal del presidente Zapatero ni tampoco cómo afrontar la crisis económica"

Más información