Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Libertad bajo fianza para el 'Robin Hood de la banca'

"No tengo dinero para pagar; di todo lo que tenía", dice Enric Duran

Enric Duran, más conocido como Robin Hood de la banca, ya puede salir de la cárcel. Tendrá que abonar, eso sí, 50.000 euros. Es la fianza que ha impuesto la Audiencia de Barcelona para que el joven activista, acusado de robar casi medio millón de euros a 39 entidades bancarias, pueda abandonar la prisión de Can Brians-1.

La Audiencia estima parcialmente el recurso presentado por la defensa de Duran, pero le impone una alta fianza, le obliga a presentarse cada semana en el juzgado y ordena, además, que se le retire el pasaporte. Hace un mes y medio, un juzgado dictó prisión provisional sin fianza para el activista por "riesgo de fuga". Un argumento que el acusado rechaza porque asegura que, tras cometer la estafa, regresó de su exilio de forma voluntaria.

Duran saltó a la fama el año pasado cuando anunció públicamente que había logrado estafar a 39 bancos pidiendo créditos personales que no pensaba devolver. El Robin Hood de la banca ha remitido una carta desde su celda. "No tengo dinero para pagar la fianza porque di todo lo que tenía", dice Duran en la misiva. El dinero robado sirvió, según su testimonio, para financiar a los movimientos sociales y publicar una revista de gran tirada (300.000 ejemplares).

El joven insiste en que quiere que se celebre el juicio "y que éste forme parte de mi estrategia de denuncia del sistema financiero y del modelo económico actual". Por eso considera que la resolución judicial es "injusta e insuficiente". "Valoraremos qué camino seguimos en relación con esta fianza", señala Duran, que de momento seguirá ingresado en prisión.