Sarkozy: "Francia no tiene dos discursos sobre ETA"

El presidente francés apuesta por que España sea "miembro completo" del G-20

ELPAÍS.com Madrid 28 ABR 2009 - 14:17 CET

Archivado en:

"Francia se desmerecería si fuera un refugio de terroristas". Contundente, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en su primera visita de Estado a España, ha querido dejar claro que su país colabora cien por cien con el español en la lucha contra ETA. "Francia no tiene dos discursos, solo habla de una manera" ha defendido Sarkozy ante el pleno conjunto del Congreso y el Senado en una intervención reservada a los líderes de los países más allegados. El presidente francés ha garantizado en presencia del jefe del Ejecutivo español, José Luis Rodríguez Zapatero, que su país colaborará en el combate a ETA cada vez que España lo necesite "gobierne quien gobierne" en París. "Cuando el PP y el PSOE -ha expuesto el presidente francés- son capaces de sobreponer sus diferencias contra el terrorismo, Europa aplaude a la democracia española". Zapatero ha recogido el guante y ya en rueda de prensa conjunta desde el Palacio de la Moncloa, ha afirmado que Francia es "el mejor amigo de España que se puede tener".

Sarkozy ha finalizado la primera parte de su intervención en el Congreso con una mención a la Declaración sobre Seguridad Interior firmada durante la cumbre bilateral y que refuerza la colaboración de los dos países en la lucha contra el yihadismo, el narcotráfico, el blanqueo de dinero y la inmigración ilegal.

España, "miembro completo" del G-20

El presidente francés ha recogido el guante lanzado en la apertura de la sesión por el presidente del Congreso, José Bono, y ha reconocido que las relaciones entre España y Francia no siempre han sido buenas, aunque ha visto ya "lejanas" las imágenes de las protestas del campo francés ante la adhesión española a la UE. Sarkozy ha centrado gran parte de su discurso en ensalzar los logros de la democracia española en la economía, motivo que ha llevado al presidente francés a apostar por que "cuando se reúna el G-20", España esté como "miembro completo".

Sarkozy fue precisamente el responsable de invitar a Zapatero a la primera cumbre que este organismo celebró en Washington para frenar la crisis. "No es cuestión de elegir", ha dicho el primer mandatario francés quien ha señalado que cree "injusto" que España no sea parte del G-20. Un poco más lejos y desde el Palacio de la Moncloa, Sarkozy ha añadido que la presencia de España en el G-20 es un "derecho" y que Europa necesita que "los grandes vayan a esos foros para dar sus opiniones".

Entre los aplausos de las bancadas de la Cámara baja, Sarkozy -que no ha leído en ningún momento de su intervención- ha calificado a España como el "aliado más fiel" de Francia, para poco después instar al Gobierno español con vehemencia a que pase de las "declaraciones de principios a las decisiones". "¡Vamos a ello!" ha animado Sakozy a los presentes en el Congreso en relación a acercar los dos países a través de las redes energéticas, la alta tensión o los trenes de alta velocidad. "Los Pirineos ya no pueden ser una barrera infranqueable".

Sarkozy ha cerrado su discurso ante los diputados y senadores con un mensaje de apoyo a la Presidencia española de la UE en 2010. "Europa -ha manifestado el presidente francés- tiene una gran oportunidad" ante la crisis. Sarkozy ha instado a la reflexión "sobre los últimos años" y ha rechazado optar por mayor proteccionismo como solución a la contracción de la economía.

"El mejor amigo de España"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya en el Palacio de la Moncloa ha calificado a Francia como "el mejor amigo de España que se puede tener". En la comparecencia conjunta del jefe del Ejecutivo y el presidente francés Nicolás Sarkozy, Zapatero ha subrayado que esta visita colma la relación creciente entre ambos países. "Francia y Sarkozy han volcado su empeño en ayudar a España en la lucha contra ETA".

El presidente ha explicado que durante la cumbre se han tratado dos temas singulares: la crisis económica y la presidencia de España en la UE, que tiene que ser, según Zapatero, la de la "recuperación económica" y el "cambio de modelo" de crecimiento. Otro de los retos tratados en la reunión ha sido dar un impulso para "fortalecer la unión política" en el mundo. "Hemos acordado celebrar una conferencia internacional sobre Somalia para dar una respuesta amplia y política de seguridad", ha añadido el jefe del Ejecutivo español, que ha cerrado su intervención remarcando el "aprecio profundo, sincero sentido y para siempre con Sarkozy".

A Lyon en AVE a partir de 2012

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se ha comprometido, en medio de alabanzas a la colaboración entre España y Francia, a que el tren de alta velocidad una a partir de 2012 Barcelona y Lyon en menos de cuatro horas de trayecto, informa Miguel González. Este anuncio, que ha pasado desapercibido entre dos temas de peso, la lucha contra ETA y la inclusión de España en el G-20, supera con gran diferencia las previsiones anteriores: España-Perpiñán, en 2012, y Montpellier, en 2020. Lyon se encuentra al norte de Montpellier, a unos 300 kilómetros de distancia.

"¡Vamos a ello!" ha instado Sarkozy desde el Congreso de los Diputados en un pleno conjunto que ha reunido a los parlamentarios de las dos Cámaras en el colofón a su primera visita de Estado desde que accedió al cargo. "Los Pirineos -ha defendido- ya no pueden ser una barrera infranqueable". La última reunión celebrada precisamente en Montpellier entre alcaldes de ciudades de los dos países (Barcelona, Girona y Figueres, por parte española, y Béziers, Narbona, Perpiñán, Toulouse y la propia Montpellier, por parte francesa) sirvió para firmar un manifiesto en el que se pedía mayor celeridad en las obras del AVE.

Un debate "mediocre"

Uno de los asuntos más espinosos de la cumbre hispano-francesa, las polémicas declaraciones del presidente francés, Nicolas Sarkozy, sobre la inteligencia de su homólogo español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido resuelto con rapidez desde el Palacio de la Moncloa. Preguntado en la rueda de prensa por el debate suscitado, Sarkozy lo ha tachado de "mediocre". "José Luis y yo no tenemos tiempo que perder en esas cosas. Nos conocemos muy bien. Nuestra fraternidad va más allá" ha sentenciado el presidente francés quien además se ha preguntado "¿damos la vuelta a la hoja?". "No, ni abrimos el libre" ha concluido Sarkozy.

Otras noticias

El presidente francés, durante su intervención ante el pleno conjunto de las dos Cámaras / AFP

Últimas noticias

Ver todo el día

PSE y PP enmiendan a la totalidad los presupuestos de Gipuzkoa

El PNV asegura que su análisis es "muy crítico" y le aproxima a ese "escenario"

CiU pacta con dos regidoras independientes en Salou

El acuerdo se produce tras la salida del PP del gobierno local

París promete más reformas para calmar al Ejecutivo europeo

El Gobierno francés, no obstante, advierte que no hará más recortes

Los gemelos de ‘Alicia ante el espejo’

Si las recetas económicas les separan sólo un centímetro ideológico, muchos ciudadanos prefieren el original que la copia

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana