Golpe a la cúpula etarra

El etarra Martitegi preparaba un atentado con furgoneta bomba para recibir a López

Según ha confirmado Rubalcaba.- La juez Le Vert aplaza el traslado del etarra a París hasta mañana.- El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha asegurado que la situación de ETA es de "descomposición"

ELPAIS.com Madrid 20 ABR 2009 - 21:27 CET

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado este lunes que el jefe de los comandos de ETA, Jurdan Martitegi, planeaba un atentado con una furgoneta bomba en torno a los días de la investidura como lehendakari del socialista Patxi López. En una rueda de prensa en Londres, donde se entrevistó con la ministra británica del Interior, Jacqui Smith, Rubalcaba ha asegurado que "había un documento del cual se deduce que la pretensión que tenía (Martitegi)era entregar un vehículo, en este caso una furgoneta, probablemente con explosivos a este comando a finales del presente mes".

"La policía trabaja con la hipótesis de que esa furgoneta pudiera ser utilizada en los días cercanos al debate de investidura del próximo lehendakari del País Vasco", ha dicho. De esta manera, el ministro amplía la información publicada hoy por EL PAÍS, en la que ya se recogían las intenciones de la banda.

"En descomposición"

La juez antiterrorista francesa Laurence Le Vert ha decidido aplazar a mañana el traslado a París de Martitegi, y los otros dos supuestos terroristas detenidos el sábado en el sureste de Francia. La magistrada ha empezado a analizar el contenido de los interrogatorios realizados a los tres detenidos, así como el material que se les confiscó, antes de su traslado a la capital francesa, según ha dicho un portavoz de la policía judicial en Montpellier. El mismo portavoz ha informado de que finalmente se ha aplazado el traslado al martes, muy probablemente, por la mañana.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha asegurado hoy que la operación policial desarrollada el pasado fin de semana contra ETA en la que se detuvo a Martitegi refleja que la situación de la organización es de "descomposición".

Martitegi ha permanecido desde la noche del sábado en la comisaría de Montpellier, junto a los otros dos supuestos miembros de la banda arrestados con él. Si, como se espera, es imputado será un juez el que dictaminará sobre su ingreso en prisión. En Francia hay un plazo máximo de cuatro días para que los detenidos en casos de terrorismo puedan ser interrogados por la Policía antes de su procesamiento.

En la operación, la policía desmanteló un comando que preparaba un atentado contra el nuevo gobierno vasco que presidirá Patxi López. "Ahora lo que tiene que hacer la policía es investigar, tomar declaración a los presuntos etarras y acreditar o no esa hipótesis", ha afirmado Camacho en una entrevista en RNE. Martitegi se encontró el sábado en Francia con el también arrestado Alex Uriarte, que hacía de dinamizador de este comando.

Efímeras jefaturas

Camacho ha recordado que "en poco menos de un año" cuatro máximos responsables de la cúpula etarra han caído, desde la detención de Francisco Javier López Peña, Thierry, en mayo de 2008. Posteriormente fueron arrestados Garikoitz Aspiazu, Txeroki y Aitzol Iriondo. Gracias a la "magnífica" coordinación con Francia en materia de lucha antiterrorista, las Fuerzas de Seguridad "matan" comandos "antes de que lleguen a nacer", ha añadido el secretario de Estado de Seguridad que ha destacado que "lo habitual" era trabajar sobre comandos que ya habían actuado". El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, también recalcó ayer la mayor rapidez con la que la policía desarticula a los nuevos jefes terroristas. "Las fuerzas de seguridad ya están buscando al sustituto de Martitegi", afirmó en rueda de prensa.

"El Estado es hoy más fuerte y ETA está mucho, mucho más débil", ha subrayado Camacho aunque ha advertido, no obstante, que la banda todavía tiene capacidad para "hacer daño". "ETA ha sido, a lo largo de la democracia, una losa de granito encima de los ciudadanos", ha afirmado el secretario de Estado de Seguridad.

En la misma línea, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha destacado la importancia de la operación. "Hemos tenido una extraordinaria noticia este fin de semana; la banda terrorista tiene que saber que no hay otro camino que el final de la violencia, no tiene ninguna otra posibilidad, la democracia va a terminar ganando", ha indicado De la Vega, en una entrevista en TVE. "El trabajo de la policía es eficaz y valorado por todos, trabajan con gran profesionalidad", ha añadido De la Vega para rebajar la polémica tras las declaraciones del fiscal General General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, que cuestionó la colaboración de la Policía con la fiscalía.

Preguntado sobre la vuelta de Josu Ternera a la dirección de la banda, Camacho sólo ha subrayado los "cambios" que se suceden en la cúpula etarra durante los últimos tiempos, como revela que algunos dirigentes duren "20 días" al frente de la misma.

Otras noticias

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha confirmado que ETA quería atentar en torno a los días de la investidura del socialista Patxi López, de acuerdo con la documentación incautada al jefe del aparato militar Jurdan Martitegi. / AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana