Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
La remodelación del Ejecutivo

Ángel Gabilondo, Trinidad Jiménez y González-Sinde, principales novedades del Gobierno

El rector de la Universidad Autónoma de Madrid será ministro de Educación; la secretaria de Estado para Iberoamérica, de Sanidad y Políticas Sociales, y la presidenta de la Academia de Cine, titular de Cultura.- Salgado será vicepresidenta Económica, Chaves asume la Vicepresidencia tercera, y Blanco se hará cargo de Fomento

La crisis de gobierno tenía más ángulos de los previstos. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero ha acometido una amplia remodelación, para "cambiar el ritmo" y "dar un nuevo impulso" ante la situación económica, que incluye como principales novedades la incorporación de Trinidad Jiménez (secretaria de Estado para Iberoamérica) como ministra de Sanidad y Políticas Sociales, Ángel Gabilondo (rector de la Universidad Autónoma de Madrid) en Educación y Ángeles González-Sinde (actual presidenta de la Academia de Cine) ministra de Cultura. A ellos se suman los que se daban por seguros desde el pasado domingo: la hasta ahora titular de Administraciones Públicas, Elena Salgado, como vicepresidenta económica, el presidente andaluz, Manuel Chaves, vicepresidente tercero y ministro de Cooperación Territorial, y el vicesecretario general del PSOE, José Blanco que se hará cargo de Fomento.

Asuntos Sociales dejará de pertenecer a Educación y se integra en Sanidad, mientras que la Secretaría de Estado de Universidad, que hasta ahora estaba en Ciencia y Tecnología, pasa a depender del Ministerio de Educación, con lo que se vuelve a un esquema ministerial clásico. El presidente ha anunciado además que el Consejo Superior de Deportes quedará en manos "directamente del presidente del Gobierno" y ha ratificado a Jaime Lissavetzky como secretario de Estado para el Deporte.

La "eficacia" de Salgado

Zapatero ha incluido así seis novedades en las carteras y ha dado salida a cinco ministros: la de Fomento, Magdalena Álvarez, que deja su puesto al vicesecretario general del PSOE; el de Cultura, César Antonio Molina, que cede su cargo a González-Sinde; Bernat Soria, al encargarse de Sanidad y Políticas Sociales Trinidad Jiménez; Mercedes Cabrera, quien deja paso en Educación a Gabilondo; y Pedro Solbes, sustituido por Salgado.

"Su figura responde a la eficacia en la gestión. Ha sido ministra en todos mis gobiernos y he visto una extraordinaria eficacia en la gestión porque conoce muy bien la administración. Ante una crisis, eso es necesario para que las medidas sean eficaces. También por su responsabilidad amplia, una visión amplia para trabajar", ha dicho Zapatero para justificar la entrada de Salgado en Economía.

Decisiva entrada de Chaves

Otra de las principales novedades de esta remodelación, solo un año después de la formación del primer gabinete, es la creación de una tercera Vicepresidencia, la Territorial, que recaerá en el hasta ahora presidente andaluz. Además de la salida de Solbes, la medida política más relevante es la creación de esta área que llevará el líder andaluz, por cuanto que se le asigna la tarea de coordinar y reforzar las relaciones entre las Administraciones y las Comunidades Autónomas. "Nadie mejor para dirigir esta política de cooperación territorial que Manuel Chaves. La cohesión territorial es el instrumento más poderoso para dar a todos los ciudadanos la misma igualdad de oportunidades", ha afirmado Zapatero.

Tras presidir su última Junta de Gobierno, Chaves ha acudido al Parlamento autonómico para firmar la renuncia a su acta de diputado andaluz por Cádiz y presentar su dimisión como jefe del Ejecutivo autonómico para incorporarse al equipo de Zapatero. El presidente andaluz se llevará a La Moncloa al que ha sido su equipo en los últimos años, e incorporará posiblemente al vicepresidente, Gaspar Zarrías, a la Secretaría de Estado de Cooperación Territorial.

Todos los nuevos ministros han prometido su cargo ante el Rey en un breve acto en el Palacio de la Zarzuela, que ha contado con la presencia de Zapatero y del ministro de Justicia, Fernando Caañamo, en calidad de notario mayor del Reino.

Marco de crisis económica

Zapatero ha enmarcado la remodelación en el contexto político y la situación económica, que en su opinión demandaban un cambio para afrontar un "nuevo impulso" con "mayor fortaleza". Según ha explicado el presidente, el objetivo del nuevo Gobierno será "anticipar los problemas de la economía, crear empleo y la cohesión social". "Todos estamos para sudar la camiseta al máximo. Hay que trabajar duro, trabajar más que nunca, sacar más energía que nunca para afrontar esta dura crisis económica", ha indicado el presidente.

El cambio fundamental radica en las tres vicepresidencias - la Territorial que llevará Chaves, más las de Presidencia y la Económica, que a su vez dependerán de María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado (una de las ministras mejor valoradas por Zapatero).

Al margen del relevo de Solbes por Salgado en la Vicepresidencia Económica, otra de las incorporaciones, la de José Blanco, que sustituirá a Magdalena Álvarez en Fomento, apuntala un nuevo ejecutivo de más marcado carácter político, uno de los principales objetivos de Zapatero para defenderse de la dura oposición del PP en un momento delicado y ante las próximas elecciones del mes de junio.

Zapatero mantiene la paridad en el Gobierno

La remodelación del Ejecutivo de Zapatero ha mantenido la paridad del gabinete anterior, ocho hombres y ocho mujeres. Han salido dos ministras, Magdalena Álvarez y Mercedes Cabrera, sustituidas por Ángeles González-Sinde y Trinidad Jiménez. En el lado masculino, han dejado su puesto César Antonio Molina, Pedro Solbes y Bernat Soria pero se han integrado otros tres hombres: José Blanco, Ángel Gabilondo y Manuel Chaves.

La Ley de Igualdad fue una de las iniciativas estrella del primer Gobierno de Zapatero y obligaba, entre otras medidas, a que los partidos políticos presentaran listas paritarias. El presidente del Gobierno aplicó la ley a su gabinete tras ganar las elecciones del 9 de marzo de 2008.

Más información