Selecciona Edición
Iniciar sesión
Un vaticano en Las Vistillas

Luz verde al vaticano de Madrid

La Iglesia levantará cinco edificios y el Ayuntamiento dos equipamientos en la zona de San Francisco el Grande.- IU acusa a Gallardón de "sepultar bajo el hormigón un paisaje histórico de la ciudad"

La comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid ha dado esta mañana luz verde, con el respaldo del PP y los votos en contra de PSOE e IU, al Plan Parcial de Reforma Interior de la Cornisa del río Manzanares, que permitirá al Arzobispado levantar cinco edificios en un parque que ha sido durante siglos la fachada histórica de Madrid. La institución presidida por Antonio María Rouco Varela ganará cinco edificios y el consistorio, dos equipamientos municipales. Los que pierden son los madrileños, según denuncia la oposición, que tendrán que renunciar a la vista que inmortalizó Goya.

El plan parcial se aprobó inicialmente, a propuesta del PP, en Junta de Gobierno el 31 de julio de 2008 y ahora tendrá que ser ratificado el viernes 27 de febrero por el pleno del Ayuntamiento y pondrá fin a más de 20 años de negociaciones entre el consistorio y el Arzobispado de Madrid y otros tantos de oposición de vecinos, PSOE e IU que consideran que el Ejecutivo municipal (PP) está dando el visto bueno al "destrozo" de la cornisa de San Francisco.

En esta línea, el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Ángel Pérez, ha acusado a la delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, de "sumisión y complicidad" con el Arzobispado para "sepultar bajo el hormigón un paisaje histórico de la ciudad", con edificios "de más de 100 metros de fachada". Pérez ha subrayado que el único "beneficiado" de este "atropello" será el Arzobispado "que verá aumentado su patrimonio, mientras los madrileños se quedarán de un plumazo sin una de sus más preciadas zonas verdes y sin uno de los espacios más emblemáticos de la ciudad".

El "santo expolio", según los vecinos

Pérez ha recordado que las modificaciones aprobadas permitirán cuadriplicar la edificabilidad permitida, "un buen negocio terrenal"; y ha denunciado que la necesidad de equipamientos en un distrito como Centro, que no tiene ni un polideportivo, "no puede ser coartada para esta tropelía urbanística". El plan otorga al Arzobispado de Madrid 25.000 metros cuadrados de edificabilidad para levantar una biblioteca diocesana, una casa de la Iglesia con un aparcamiento de 200 plazas, una residencia para sacerdotes, oficinas, un centro de mayores y un hogar para indigentes en el parque de la cornisa. El Ayuntamiento, a quien en origen perteneció la totalidad del suelo, recibirá a cambio una escuela infantil de 1.001 metros cuadrados y un polideportivo de 5.213 metros cuadrados sobre los mismos terrenos.

Los madrileños, por su parte, se quedan, según el portavoz de IU, sin 15.000 metros cuadrados de zonas verdes en un talud de un enorme valor histórico y paisajístico recogido por ilustres pintores y literatos. Para Pérez, bajo el plan el Arzobispado "esconde" la intención de transformar la Cornisa en un Vaticano madrileño plagado de edificios eclesiásticos. Por su parte, la coordinadora general de Urbanismo, Beatriz Lobón, ha recordado que el Plan Parcial de la zona se aprobó en 2007 y fue entonces cuando las modificaciones "pasaron por todos los filtros necesarios". Además, ha subrayado que "no se puede decir que (la operación) sólo beneficie al Arzobispado, porque se consiguen varias zonas verdes demandadas por los vecinos y equipamientos en un distrito que no tiene muchas dotaciones".

Por su parte, la Federación Regional de Vecinos de Madrid (FRAVM) ha reclamado al equipo de Gobierno municipal que se construyan cuanto antes los equipamientos previstos en lo que denominan el "santo expolio" de la Cornisa de San Francisco El Grande, los jardines de las Vistillas y los del Seminario. Vecinos, arquitectos y paisajistas han venido clamando desde que tienen conocimiento de estos proyectos de que su ejecución supondrá la pérdida de parte de la cerca histórica de Felipe IV, del siglo XVII, de los jardines de los Duques de Osuna y de escaleras históricas.