Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Valencia uno de los implicados en la trama de corrupción del PP

Álvaro Pérez, responsable de Orange Market en Valencia, ha sido trasladado a Madrid por orden del juez Garzón

Álvaro Pérez Alonso, responsable de Orange Market en Valencia, fue detenido anoche en la capital del Turia y trasladado a Madrid por orden del juez Baltasar Garzón en relación con la trama de corrupción que implica a cargos del Partido Popular. La sede de Orange Market en Valencia fue inspeccionada el viernes para buscar documentación sobre contratos suscritos por esta empresa, perteneciente al principal imputado del caso, Francisco Correa, con la Agencia Valenciana de Turismo de la Generalitat valenciana. Pérez Alonso también aparece relacionado con el negocio urbanístico del que habla Correa en una grabación, en concreto un proyecto en La Nucia (Alicante).

Asimismo, Garzón prorrogó ayer la detención de Correa, Pablo Crespo y Antoine Sánchez, arrestados el viernes en relación con esta misma trama e imputados en delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales, tráfico de influencias, cohecho y delito fiscal. Los tres ingresaron provisionalmente en la prisión madrileña de Soto del Real. Correa, a su salida como imputado del juzgado, vio a un grupo de conocidos, a los que comentó: "Estoy bien jodido", informaron a Europa Press fuentes cercanas al empresario.

Las fiscales anticorrupción Miriam Segura y Concepción Sabadell pidieron la suspensión de la vistilla sobre la prisión preventiva para practicar varias diligencias que pueden confirmar las acusaciones. El juez ha señalado la vistilla para mañana, cuando decidirá si envía o no a prisión a los tres imputados. El juez decidió también abrir una investigación para esclarecer las filtraciones que se están publicando estos días de aspectos de la investigación.

Declaración de la renta

Francisco Correa (la operación se llama Gürtel porque es la traducción de Correa al alemán) declaró durante dos horas, visiblemente afectado. Garzón le preguntó por una serie de personas y Correa explicó su relación con ellas. Supuestamente llevaba varios años sin hacer declaración de la renta, alegando que no tenía ingresos.

También declararon el administrador de la constructora Catalunya Nord Recor, Antoine Sánchez, y el ex secretario de organización del PP en Galicia Pablo Crespo, que es administrador de Special Events, la empresa propiedad de Correa, durante poco más de una hora cada uno de ellos.

[La empresa granadina Ekobaby S. L., dedicada al comercio de frutas, no está vinculada al detenido Francisco Correa, según informó ayer su gerente, homónimo del investigado por Garzón].