Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rapto de 'Albertina Pinturina'

Unos jóvenes roban una vaca de la Cow Parade y se la llevan a su piso, de donde ya ha sido recuperada

El ejemplar, pintado por Nuria F. Gamboa, está patrocinado por la Junta Municipal de Centro.
El ejemplar, pintado por Nuria F. Gamboa, está patrocinado por la Junta Municipal de Centro.

Las colocaron la madrugada del jueves al viernes, el sábado sufrieron los primeros ataques en forma de pintadas, estacazos y juegos a lo toro mecánico y la madrugada del domingo, una de las vacas del rebaño desapareció. Se llama Albertina Pinturina, es una de las protagonistas del festival Cow Parade Madrid y no se fue por su propio pie, dado que es una escultura, pesa 400 kilos y está atornillada a una base de cemento. Fue robada de la plaza de Lavapiés por un grupo de jóvenes que la llevó a un quinto piso de la calle Canarias (distrito Arganzuela), donde ha sido recuperada por los organizadores y la Policía.

Según han informado los organizadores, Albertina Pinturina, diseñada por Nuria F. Gamboa con caminos de colores que atraviesan su cuerpo, fue "raptada" con nocturnidad y alevosía por seis jóvenes que la desatornillaron de su base, la levantaron y se la llevaron.

Los chicos la condujeron su vivienda, situada a más de un kilómetro y medio, en la calle Canarias, y la subieron a un quinto piso sin ascensor. Pero en su camino fueron vistos por un vecino, que decidió seguir a los jóvenes y avisó a la Policía. El domingo, un responsable de organización de Cow Parade y una dotación policial acudieron a la vivienda y la recuperaron. La vaca, patrocinado por la Junta Municipal de Centro, ha vuelto a ser colocada este lunes en la plaza de Lavapiés, ya que no presentaba daños de consideración. Los organizadores han explicado que "hay que tener mucha maña" para desatornillar una de estas vacas, y que su "desaparición", como han preferido calificar el incidente, no es habitual.

Diez vacas heridas

En los diez años que tiene de vida la iniciativa, sí es habitual en cambio que los animales expuestos sufran daños por parte de "vándalos" que les amputan miembros o les pintan graffitis. Desde que la exposición invadió Madrid el día 16 han sufrido daños unas diez vacas, entre ellas Milk on the Rocks, situada en la plaza de Cibeles, a la que han roto una gran pajita que lucía. A la Vaca Paca, instalada en el paseo de Recoletos, le han quitado los aros.

Los organizadores ya tienen previstos estos "percances" y, como ya habían anunciado, la próxima semana se inaugurará el Hospital de Vacas en el hospital universitario Niño Jesús, donde serán "curadas de sus heridas". Allí se instalará un taller de restauración y, además, se llevarán a cabo actividades con los niños ingresados, que podrán pintar y divertirse "a la vez que se les involucra con Cow Parade". Los organizadores han habilitado además un número de teléfono donde avisar si se observa algún daño en las vacas: 671 774 182.

Cow Parade es una muestra integrada por 105 vacas que se encuentran en las principales avenidas, plazas y parques de los distritos Centro, Salamanca y Retiro de Madrid hasta el 21 de marzo, tras recorrer desde 1988 un total de 50 ciudades de todo el mundo. La primera vez que los bóvidos tomaron la calle y sirvieron como lienzos tridimensionales fue en Zurich. Los pintores de animales han sido tanto artistas reconocidos como ciudadanos anónimos, todos sometidos a concurso. El jefe de la manada, José Cardoso, señala que un 80% de las vacas pertenecen a aficionados y el 20% restante a artistas profesionales. Al final de la exposición, las más afortunadas cambiarán su lugar de residencia tras ser subastadas para recaudar dinero con fines humanitarios. El precio de salida es 1.500 euros.