Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno congoleño corrobora un brote de Ébola en el sur del país

Se ha confirmado la muerte de nueve personas infectadas por el virus

El Gobierno de la República Democrática del Congo (RDC) ha confirmado hoy que la extraña enfermedad que ha acabado con la vida de al menos nueve personas en el sur del país ha sido identificada como el mortífero virus del Ébola.

El virus apareció en la provincia de Kasai Occidental el pasado 27 de noviembre, por lo que las autoridades locales enviaron muestras de sangre y deposiciones a laboratorios de Gabón y Suráfrica para la identificación. "De acuerdo a los análisis de las muestras tomadas en [la localidad de] Kalwamba se reconoce ahora que nos enfrentamos a una epidemia de la fiebre hemorrágica Ébola", ha explicad el ministro de Sanidad, Auguste Mopipi Mukulumanya.

Según Mukulumanya, durante el año pasado el Ébola provocó en la misma región la muerte de 174 personas, de los más de 400 casos sospechosos. "El país ha tenido que hacer frente a situaciones similares en el pasado pero es la primera vez que la epidemia ha golpeado a la misma área dos veces", ha añadido el ministro de sanidad, que ha asegurado que se tomarán medidas para evitar "la expansión de la epidemia a otras localidades".

Las autoridades sanitarias están monitorizando a 92 personas que han estado en contacto con las nueve víctimas del Ébola o que muestran síntomas de estar contagiados. El virus, para el que no hay cura y mata entre el 50% y el 90% de los afectados, se contagia a través de la sangre o de los fluidos corporales de quienes padecen la fiebre hemorrágica.

Los síntomas del Ébola son fiebre y dolores musculares, seguidos de vómitos, diarrea y, en algunos casos, hemorragias internas y externas. La mayor epidemia conocida hasta ahora del virus estalló en 1995 en Congo, entonces Zaire, y provocó la muerte de 250 personas de los 315 afectados.