Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy cree una "descomunal bajada de pantalones" el pacto con PNV y BNG sobre los PGE

El presidente le pide "seriedad y coherencia" y que abandone la "hipocresía"

"Una descomunal bajada de pantalones". Eso es para Mariano Rajoy el acuerdo de José Luis Rodríguez Zapatero con PNV y BNG para sacar adelante los Presupuestos para 2009 y así se lo ha dicho al presidente del Gobierno en la víspera de la votación trascendente del Congreso para levantar el veto del Senado a los Presupuestos.

Ese veto se aprobó con la coincidencia del PP con ERC y para mañana el Gobierno cuenta con el apoyo de los nacionalistas vascos para sumar apuradamente 176 votos. Sólo le sobra un voto al Gobierno y el líder del PP ha dedicado su pregunta a Zapatero a intentar socavar ese acuerdo presupuestario, arremetiendo contra las dos condiciones pactadas por Gobierno y PNV: la transferencia de la competencia de I+D+I y la financiación de la jubilación anticipada de miembros de la policía vasca. Según Rajoy, esos acuerdos no sirven al interés general, sino que servirán para que se aprueben unas cuentas "desfasadas y superadas". Ha echado mano de declaraciones anteriores de la ministra de Ciencia y Tecnología, Cristina Garmendia, rechazando esa transferencia.

El presidente del Gobierno le ha respondido con similar dureza, recordando que el PP pactó en su etapa en el Ejecutivo cuatro Presupuestos con los nacionalistas de CiU, PNV y Coalición Canaria. Para ello, incluso, cedió competencias utilizando el artículo 150.2 de la Constitución que permite transferencias de materias reservadas exclusivamente al Estado. "Deje los pantalones", le ha dicho Zapatero a Rajoy, además de pedirle "coherencia y seriedad" y que abandone la "hipocresía".

Financiación autonómica

Desde el otro frente de rechazo a los Presupuestos, ha preguntado a Zapatero el portavoz de ERC, Joan Ridao, para afear al Gobierno la falta de acuerdo sobre financiación autonómica. Su incumplimiento es lo que motivó su veto en el Senado, en coincidencia con el PP. "Es intolerable su actitud" y "no abuse más de nuestra paciencia", le ha dicho Ridao advirtiéndole de que no tolerarán que se sobrepase el plazo de final de año para el acuerdo.

Zapatero se ha comprometido a hacer una propuesta en "los próximos días o semanas". El presidente del Gobierno utilizó con ERC esa coincidencia de voto con el PP. Ridao ha buscado también socavar los apoyos a los Presupuestos, poniendo de manifiesto que los 20 diputados del PSC apoyarán hoy las cuentas pese a que no hay acuerdo sobre financiación. La sesión de control no volverá al Congreso hasta febrero.