Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Violencia en la discoteca

El Gobierno de Madrid regulará con 10 años de retraso la seguridad en las discotecas

Granados insta a perseguir al "propietario que tiene en su puerta a potenciales asesinos"

El consejero madrileño de Presidencia, Justicia e Interior, Francisco Granados, ha anunciado esta mañana que "en muy pocos días" presentará un borrador de Decreto de Ley de Espectáculos Públicos que regulará la seguridad de los lugares de ocio nocturno y, en especial, los porteros. Hace más de diez años que esta normativa, que debe desarrollar la ley de Espectáculos y Actividades Recreativas, está pendiente. Aunque no ha revelado detalles de su contenido, sí que ha aportado una importante premisa al subrayar que la ley, los juzgados y los tribunales deben perseguir "no sólo a los responsables de un presunto asesinato", sino también al "propietario que tiene en su puerta a potenciales delincuentes y asesinos" en referencia a los presuntos asesinos del joven de 18 años Álvaro Ussía.

Tras la muerte del joven el pasado sábado, el consejero ha prometido que el Gobierno regional va a poner "todos los medios" para evitar que se repitan este tipo de situaciones y ha instado a juzgados y tribunales a que persigan este tipo de actitudes violentas. En rueda de prensa, Granados ha anunciado una regulación que Cataluña ya tiene desde 2004. Sin embargo, en la Comunidad de Madrid hace más de un lustro que se está negociando el reglamento que desarrolle la ley de Espectáculos y Actividades Recreativas, promulgada en 1997, en la que se incluiría cuáles son las funciones de un portero.

Granados, que ha subrayado que el Gobierno lleva ya varios meses preparando el decreto de la seguridad en las discotecas, ha explicado que es muy importante que la ley, los juzgados y los tribunales "persigan no sólo a los responsables de un presunto asesinato, sino también la responsabilidad de un propietario de un local que tiene en su puerta a potenciales delincuentes, a potenciales asesinos, que en lugar de mejorar la seguridad del local, lo que hacen es crear una extraordinaria inseguridad". "Hay que perseguir no sólo a los porteros, sino también a los propietarios de los locales que no ponen a las personas debidamente cualificadas en las puertas", ha reiterado. Finalmente, Granados se ha querido poner en el lugar de unos padres "que ven cómo su hijo va a una discoteca" y lo que sufre es "la agresión de este tipo de energúmenos". En la Comunidad de Madrid hay unas 3.000 salas de fiestas, con una media de 6.000 ó 7.000 porteros y unas 20.000 personas relacionadas con el control de acceso, según datos de la Asociación Nacional de Porteros Profesionales. No se les pide titulación alguna.

Una ley "con lagunas"

En Cataluña, se exige un título oficial de Controlador de Acceso, aprobado por la Administración. Los aspirantes acuden a unas academias donde reciben un curso teórico y práctico de 45 horas, y al final tienen que superar un examen. Sin ese carné nadie les puede contratar. Muchas voces han reclamado hoy al Gobierno regional esta regulación. Por ejemplo la Unión de Jefes y Directivos de Policía Local (UNIJEPOL), que ha exigido una reforma de la legislación de seguridad privada y el "reconocimiento legal" de la figura de 'Personal de seguridad de establecimientos de ocio'. Según un comunicado de esta asociación, el personal que desarrolla funciones de seguridad en locales de ocio está fuera del control administrativo y es seleccionado por los empresarios de locales de ocio en función de "su fortaleza física o el conocimiento de artes marciales".

Las secciones de Seguridad Privada de UGT y CC OO han pedido al Gobierno regional que regule "de una vez por todas" las funciones y el acceso al puesto de trabajo de los porteros, un sector controlado, según denuncian, "por mafias y personal no cualificado . El juez decano de Madrid, José Luis González Armengol, se ha mostrado partidario de reformar la Ley de Seguridad Privada para controlar la actividad de los porteros de las discotecas, una norma en la que entiende que existen algunas "lagunas" y que es competencia del Estado legislar. El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, también ha abogado hoy porque "las administraciones reflexionen sobre los requisitos que se deben exigir a los trabajadores de seguridad de las discotecas y lugares de ocio nocturno".

El gerente de la Asociación de Empresarios de Espectáculos, Salas de Fiestas, Discotecas y Ocio de la Comunidad de Madrid, Juan Antonio Fernández, ha pedido a los poteros "más templanza y fortaleza" a la hora de trabajar y ha asegurado que las palizas son "hechos aislados".