Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 16 años para el padre de una de las niñas de Alcàsser

Fernando García descalificó en Canal 9 al fiscal, los forenses y los tres magistrados del tribunal que llevó el caso

Fernando García, padre de Miriam García, una de las tres niñas de Alcàsser asesinadas en 1992, se enfrenta a una pena de 16 años de prisión por descalificar al fiscal, los forenses y los tres magistrados del tribunal en un programa de Canal 9 emitido mientras duró la vista oral contra el autor del crimen. En concreto, el Ministerio Fiscal le acusa de ocho delitos continuados de calumnias y nueve delitos continuados de injurias graves.

El juicio por calumnias e injurias se celebrará el próximo día 17, y en él también comparecerán como acusados el abogado Juan Ignacio Blanco, para el que también se piden 16 años de prisión; la presentadora del programa emitido por la televisión pública valenciana, Amalia Garrigós; y el director del mismo, Ferrán Pérez, para quienes el fiscal solicita sendas penas de 4 años de prisión. Para Garrigós y Pérez el fiscal también pide 64.800 euros de multa e inhabilitación para ejercer su profesión durante el tiempo de prisión al considerarlos cooperadores necesarios.

El juicio de Alcàsser

Durante la celebración del juicio contra Miguel Ricart por el triple crimen de Alcàsser en la Sección Segunda de la Audiencia de Valencia, entre mayo y julio de 1997, Canal 9 emitió "todas las tardes" un programa titulado El juicio de Alcàsser. Según relata la calificación del Ministerio Público, el espacio incluía una tertulia entre la presentadora y los invitados en la que se comentaba la sesión del juicio celebrada por la mañana.

En estas tertulias "se estuvieron profiriendo expresiones del todo maliciosas con respeto a las actuaciones del fiscal del caso, Enrique Beltrán, que entonces era fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana". Estas expresiones también se dirigieron contra los peritos médicos y la Guardia Civil como institución, "no salvándose" de las mismas "ni los miembros del tribunal" de la Sección Segunda.

Cuando se efectuaban estas manifestaciones, la presentadora del programa no hizo nada para evitar que se produjera, "sino muy al contrario, hacía preguntas y realizaba comentarios a las afirmaciones que los demás acusados vertían para poder seguir haciéndolas".

Entre otras acusaciones, Fernando García dijo sobre el fiscal jefe que estaba "implicado" en una investigación que se había hecho mal "adrede"; que colaboraba con el tribunal en una "confabulación para esconder cosas", que debía haber hecho lo necesario para buscar la verdad y había hecho "lo contrario", o que "además de estar mayor es un atrevido".

También dijo que el tribunal había condenado a Ricart "desde el principio", y el juicio era "un circo" basado en un sumario "hecho de errores", y también acusó a los forenses de haber "hecho cosas delictivas" y de ser unos "ineptos".

Por su parte, Juan Ignacio Blanco, dijo, entre otras cosas, que la actuación de la Guardia Civil había sido "aberrante", que el fiscal decía "estupideces" y tropezaba "dos veces en la misma piedra" como un "animal".