ETA hace explotar un pequeño artefacto frente a los juzgados de Tolosa

La banda terrorista ha efectuado una llamada de aviso antes de la explosión, que no ha causado heridos y deja daños materiales "mínimos".- La bomba, con diez kilos de explosivo, estaba escondida en una mochila a las puertas del edificio

AITOR GUENAGA / AGENCIAS Tolosa 4 OCT 2008 - 08:57 CET

La banda terrorista ETA ha hecho explotar este sábado un artefacto a la 1.15 frente a los juzgados de Tolosa (Guipúzcoa). La detonación ha provocado un agujero de tres metros en el lateral izquierdo de la fachada del juzgado, situado en la calle San Juan Arramale Emparantza, pero no ha causado ningún herido. La Ertzaintza mantiene acordonada la zona. La onda expansiva ha provocado daños en las viviendas colindantes así como en un ambulatorio cercano donde también hay ventanas rotas. Además, al menos 20 vehículos que se encontraban aparcados en las inmediaciones han resultado afectados por la explosión.

Una llamada en nombre de ETA, realizada a las 00.47 a la Asociación de Ayuda en Carretera (DYA) de Guipúzcoa ha alertado de la presencia de un explosivo que ha estallado alrededor de la 1.15. La llamada la ha realizado un varón con voz joven y el mensaje no estaba grabado, ha informado un portavoz de la DYA.

El artefacto, que estaba colocado en una mochila frente a los juzgados de la localidad guipuzcoana -situada a 30 kilómetros de San Sebastián-, contenía cinco kilos de explosivo y fue situado en este lugar una hora antes por dos individuos.

ETA ha asesinado en Tolosa a 11 personas desde abril de 1997. Ese mes la banda terrorista acabó con la vida del sargento de la Guardia Civil Antonio Galán. El último atentado mortal en esta localidad guipuzcoana, gobernada por Jokin Bildarratz, del PNV, fue el de el ex gobernador civil de Guipúzcoa Juan María Jaúregui en julio de 2000.

Otra vez de madrugada

Se trata del cuarto artefacto explosivo que la banda terrorista hace explotar en las últimas dos semanas tras la ilegalización de PCTV-EHAK y ANV por parte del Tribunal Supremo y la sentencia de la Audiencia Nacional contra miembros de Gestoras-Pro Amnistía. El pasado 22 de septiembre el brigada del Ejército Luis Conde de la Cruz, de 46 años, fue asesinado por ETA al hacer estallar un coche bomba cerca del Patronato Militar de Santoña (Cantabria), donde se encontraba pasando unos días de descanso. Al menos otras seis personas resultaron heridas por la explosión del artefacto. El de Santoña fue el tercer coche bomba -todos de madrugada- colocado por la banda en 24 horas, después de los ataques del 21 de septiembre frente al cuartel de la Ertzaintza en Ondarroa (Vizcaya) y la sede de la Caja Vital en Vitoria.

La semana anterior, el 16 de septiembre, la banda terrorista había intentado asesinar a un agente del Cuerpo Nacional de Policía con una bomba-lapa colocada en los bajos de su vehículo particular. El artefacto no llegó a explotar y fue detectado en la comisaría de la localidad vizcaína de Basauri después de diez kilómetros de trayecto.

Otras noticias

Un agente de la Ertzaintza, en los alrededores de los juzgados de Tolosa unos minutos después de la explosión / EFE

Aspecto de la fachada de los juzgados, donde la bomba ha abierto un boquete de tres metros / AP

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana