Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"El Gobierno y la UE tienen que presionar a Marruecos para que no abandone a los inmigrantes en el desierto"

Así lo pide Médicos del Mundo.- Desde el pasado 7 de septiembre se han encontrado 48 inmigrantes expulsados por Marruecos.- Les abandona en una zona desértica, minada, entre Mauritania y Sáhara Occidental

Miembros de la ONG Médicos del Mundo con uno de los inmigrantes encontrados en el desierto
Miembros de la ONG Médicos del Mundo con uno de los inmigrantes encontrados en el desierto Médicos del Mundo

Llegan a Marruecos después de largas travesías por el continente africano, a veces tras semanas en alta mar, a la deriva. Allí son detenidos y después de pasar días en cárceles del reino alauí son expulsados al desierto, a una zona de nadie. Este es el relato que repiten una y otra vez los inmigrantes 'rescatados' por la ONG Médicos del Mundo y el Comité Español de Ayuda al Refugiado (CEAR). En total, 48 personas desde el 7 de septiembre en una zona minada entre Mauritania y Sáhara Occidental. Según sus testimonios, estas personas procederían de Ghana, BurkinaFaso y Sudán y formarían parte de un grupo de 73 personas que habíanpartido en cayuco desde Nouadhibou con la intención de llegar aCanarias.

Médicos del Mundo pide a la UE que presione a Marruecos para que acabe con estas prácticas. "La complejidad de un caso en el que intervienen dos países como Marruecos y Mauritania, un territorio ocupado como el Sáhara Occidental y ciudadanos de varios estados subsaharianos exige que tanto el Gobierno español como la UE presionen al Reino alauí para que acabe con estas expulsiones", afirma Teresa González, presidenta de Médicos del Mundo.

La ONG localizó el pasado domingo a un primer grupo de 16 inmigrantes subsaharianos al norte de Mauritania que se dirigían a través del desierto hacia la ciudad de Nouadhibou.