Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

La última película de Adam Sandler, prohibida en Oriente Próximo

'Zohan, con licencia para peinar', que se estrena este viernes en España, es todo un éxito en Israel

En su última película, el actor cómico Adam Sandler da vida a un agente israelí del Mossad que finge su propia muerte para alcanzar su sueño de convertirse en peluquero en Nueva York y, una vez allí, encuentra trabajo en un salón de belleza llevado por palestinos. A pesar de que en Israel el guión ha causado gracia, los calificadores cinematográficos de Egipto, Líbano y Emiratos Árabes han prohibido la exhibición del filme en esos países.

Según el periódico británico The Guardian, mostrar una película israelí, o que simplemente esté basada en un tema que tenga que ver con Israel, en un país Árabe es la manera más eficaz de causar el malestar del público, por lo que no es ninguna sorpresa que se haya prohibido este filme. En él, el protagonista, un agente del Mosad israelí, acaba casado con la hermana de un terrorista palestino: el personaje del actor John Turturro.

Los productores de Zohan se han defendido diciendo que la película en ningún momento es tendenciosa. "Se ofende y defiende tanto a un lado como al otro", han dicho en un comunicado. Sin embargo, Bassam Eid, portavoz de la distribuidora Circuit Empire, que ofrece la película en Oriente Próximo ha declarado: "En 99% podemos asegurar que la película será prohibida en todos los países árabes".

Mientras tanto, en Israel Zohan ha resultado ser uno de los éxitos más taquilleros del año, con 200.000 entradas vendidas hasta esta semana. "No hubo ninguna controversia acerca del tema de la película. A los israelíes nos gusta reírnos de nosotros mismos", ha declarado Amnon Matalon, de la distribuidora israelí Matalon.