Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El asesino de Lennon seguirá en prisión

Un comité de Nueva York deniega por quinta vez la libertad condicional a Mark Chapman, en prisión desde 1980

Un comité de Nueva York ha denegado por quinta vez la libertad condicional a Mark Chapman, el asesino del músico británico John Lennon, por lo que deberá pasar al menos dos años más en la cárcel. El asesino del ex beatle compareció este ante la Junta de Libertad Condicional, que alegó "preocupaciones por la seguridad y el bienestar público" al denegarle su petición.

La Junta ha señalado también que, durante su comparecencia, Chapman admitió que planeó y llevó a cabo de forma consciente el asesinato de Lennon, una muerte que "impactó a muchos individuos". Según el comité, en los últimos días se habían recibido decenas de cartas y una petición con mil firmas en contra de que se le concediera la libertad condicional y sólo tres a favor.

También la viuda de Lennon, Yoko Ono, se ha manifestado con insistencia en contra de su excarcelación, no tanto porque crea que no ha pagado completamente su crimen como por la posibilidad de que sea agredido por seguidores del grupo de Liverpool. "Es peligroso que salga en libertad. Pero no sólo para nosotros, sino también para él", explicó al rotativo británico 'Daily News'.

Chapman, de 53 años, fue condenado a cadena perpetua por un delito de asesinato en segundo grado, tras disparar cinco tiros a John Lennon en diciembre de 1980 a las puertas del edificio Dakota, donde vivía el músico, frente al Central Park de Nueva York. El reo está encarcelado en una unidad especial de la prisión de Attica, en el estado de Nueva York, separado del resto de los internos por su propia seguridad.

Es la quinta ocasión que la Junta de Libertad Condicional de Nueva York deniega a Chapman la libertad condicional desde que pudo solicitarla por primera vez, en el 2000, tras cumplir 20 años de condena. Podrá volver a presentar otra solicitud dentro de 24 meses, en agosto de 2010, según informó al condenado la Junta de Libertad Condicional.