Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Reportaje:JUEGOS OLÍMPICOS | CURIOSIDADES

Por la Patria, traigan a la niña guapa

La menor que realmente cantó en la apertura de los Juegos lo hizo entre bastidores por su físico

La niña que encandiló en la inauguración de los JJOO de Pekín, ataviada con un traje rojo y cantando Oda a la madre patria, no cantó ni una sola nota sino que fue elegida por su aspecto físico en detrimento de la cantora real, de cara rechoncha y los dientes desparejados.

Según dijo el director musical de la ceremonia, Cheng Qigang, en la página web Sina.com, Lin Miaoke fue elegida por ser muy "mona" en función del "interés nacional", pero ni mucho menos por sus cuerdas vocales. Las cuerdas de la que salió la melodía eran en realidad de Yang Peiyi, aunque su cara regordeta y sus dientes poco alineados la dejaron fuera de la espectacular ceremonia dirigida por Zhang Yimou, seguida por miles de millones de espectadores en todo el mundo.

"La razón por la que la pequeña Yang (de siete años) no fue elegida fue porque queríamos proyectar la imagen correcta, estábamos pensando en qué era lo mejor para la nación", afirmó Chen en una entrevista en el portal que ha sido eliminada de internet. No obstante, sus declaraciones están en varios blog del país, entre ellos 21cn.com, en los que los internautas muestras su indignción por el fiasco y muestran fotografías de las dos niñas.

La seleccionada, Lin, que movió sus labios al son de Oda a la madre patria mientras se izaba la bandera nacional, había demostrado su talento a la hora de aparecer en cámara: "Impecable en imagen, sentimientos internos y expresión", según Cheng. También de nueve años, la imagen de Lin cantando la tonada ha sido una de las más reproducidas por la prensa china.

"Una pequeña cantante gana el corazón de la nación", tituló por ejemplo el diario China Daily, quien explicó que la niña ya había aparecido en varios espectáculos televisivos, incluido uno con el campeón olímpico de los 110 vallas y ex plusmarquista mundial, Liu Ziang.