Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La película que Heath Ledger no podrá ver

En la víspera del estreno de El caballero oscuro, donde interpreta al Joker, los compañeros de reparto de Ledger recuerdan los momentos que compartieron con el actor

El 22 de enero pasado se acababa la vida de Heath Ledger, el actor australiano de 28 años que triunfó en Hollywood gracias a su papel de cowboy homosexual en la premiada Brokeback Mountain. Después de polémicos rumores que vinculaban su muerte con todo tipo de adicciones y depresiones, se confirmó que la causa había sido una sobredosis accidental de medicamentos prescritos.

Justo antes de fallecer, Ledger había terminado de filmar El caballero oscuro, la secuela de Batman en que personifica al Joker, cuya premiere se mostrará el 14 de julio en Nueva York. Su familia ha confirmado que viajará desde Perth, la ciudad australiana donde reside, hasta la Costa Este estadounidense para asistir. La actriz Michelle Williams, madre de Matilda, la pequeña hija del actor, no lo hará.

Al respecto se han levantado rumores que apuntan hacia una supuesta mala relación de la actriz con la familia Ledger, pero la representante de Williams ha salido en su defensa: "La suposición de que Michelle alguna vez habría dicho que iría al estreno ya es infundada", ha afirmado, "pero decir que no lo hace porque mantiene una disputa con los Ledger es absurdo".

El bueno de Heath

Con la cercanía del estreno de la película, muchos de los compañeros del actor han recordado los momentos que compartieron con el durante el rodaje de El caballero oscuro. Christian Bale, encargado de personificar a Batman en el filme, ha querido rendirle un homenaje en una entrevista otorgada a la revista Parade en su última edición.

"Quiero hablar de Heath", ha dicho Bale. "Cuando extrañas a alguien, quieres hablar de él. Era un buen hombre y estoy feliz de haber compartido momentos con él. Estuve viéndolo diariamente por un largo tiempo y me ha costado mucho aceptar que se ha ido para siempre. Era como un alma gemela para mí".

Lo que más acercaba a los dos actores, que encarnaron a una de las parejas de enemigos más mortales de la gran pantalla, eran sus hijas pequeñas. Matilda, la hija de Heath Ledger y Michelle Williams, cumplirá tres años este otoño. La pequeña de Bale tiene esa misma edad. "La mayor parte del repeto que le tengo es por el cariño que mostraba hacia su hija, a quien quería tan profundamente y de quien hablaba todo el tiempo", confiesa Christian Bale.

De Matilda también ha hablado Gary Oldman en una reciente entrevista con la revista People. "Como él murió", asegura Oldman, "la gente quiere oír una historia oscura o que contemos que estaba obsesionado con su personaje y contaminado por su maldad; que no podía dormir y todas esas tonterías". El actor, que interpreta al teniente Jim Gordon en la película, afirma que nada de eso ha sido nunca el caso.

"Entre secuencias, Heath solía sentarse en la acera, fumar un cigarrillo, reír y hablar de su hija Matilda", confiesa Oldman. "Yo pensaba que era un niño precioso. Pensaba que era simplemente maravilloso. Le tenía un verdadero afecto".

Aaron Eckhart, que en El caballero oscuro representará al abogado Harvey Dent, añade sus recuerdos a los de su compañero de reparto. "Heath me enseñaba fotos de su hija y solía decir Matilda ha hecho esto o ha dicho aquello. Y también demostraba un gran cariño por su personaje. Realmente, él creó su look".

El director de la cinta, Christopher Nolan, agrega que, para un personaje como el Joker, necesitaba un actor verdaderamente valiente. Y Heath Ledger estaba a la altura del desafío.

"Para aquellos que lo conocimos y que tuvimos el privilegio de trabajar con él, es bastante asombrosa la disparidad que existe entre la persona que era y el monstruo que fue capaz de crear para la película", comenta el director. "Ver que ese personaje estaba siendo creado por esta persona tan dulce es un verdadero testamento a su habilidad como actor".

Seis días después del estreno, se cumplirán seis meses desde la muerte del actor. Como homenaje, los créditos finales de la película recordarán al actor, junto al técnico Conway Wickliffe, que murió el pasado septiembre en un accidente de coche.