Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia de Mari Luz se siente "estafada, utilizada e indignada"

El padre de la niña asesinada en Huelva rechaza la sanción leve que el Poder Judicial impondrá al magistrado que dejó libre al presunto asesino

La familia de Mari Luz Cortés ha asegurado hoy sentirse "estafada, utilizada, engañada e indignada" después de conocerse que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pretende imponer al juez Rafael Tirado, responsable de que Santiago del Valle estuviera en libertad el 13 de enero, una sanción económica leve de entre 1.000 y 6.000 euros. Por su parte, el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizó, ha considerado que el juez Rafael Tirado cometió un "fallo garrafal" pero confía en el criterio del CGPJ.

El padre de Mari Luz, Juan José Cortés, ha precisado que el lema que él y su familia han mantenido para el caso de su hija, "una justicia justa", "se está desvaneciendo". En rueda de prensa, Cortés ha asegurado que, pese a que la sanción aún no está ratificada, "no se esperaba para nada" algo así. "Confiaba en la Justicia y esperaba que desde el CGPJ se iba a expulsar a esta persona de la carrera judicial", ha añadido el padre de la pequeña que considera que ésta es la única sanción una persona que, según un informe del Consejo ha cometido hasta diez faltas que implican dejación de sus funciones profesionales. "Eso está considerado como falta muy grave por la Ley Orgánica del CGPJ y si no se le expulsa será un atentado contra la dignidad judicial en España, un asalto a las leyes y a la Justicia española". Cortés ha añadido que si para lograr que ésta sea la medida ha de echar a toda España a la calle, lo hará porque no van "a consentir que ni el juez ni su secretaria ni nadie que haya tenido que ver con esa dejación de funciones que ha finalizado con la muerte de la niña "salgan impunes". La familia ha convocado una primera manifestación para el 7 de julio a las 12.00 horas ante los juzgados de Sevilla.

"Una prueba de corporativismo"

En opinión del padre de Mari Luz, esta posible sanción es "una prueba de corporativismo", de algo que el propio presidente del CGPJ "me dijo que iba a huir cuando se comprometió conmigo a que se depurarían todas las responsabilidades", al igual que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el ministro de Justicia. Cortés ha aludido al hecho de que Tirado fuera presidente de la Asociación de Profesionales de la Magistratura, de tendencia conservadora, y que aporta dos miembros a la comisión disciplinaria que juzga al magistrado por estos hechos, por lo que pidió "que se declare nula dicha comisión al no haberse garantizado la imparcialidad" y ha señalado que hay jueces a los que se les ha expulsado "por menos".

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizó, consideró hoy que el juez Rafael Tirado cometió un "fallo garrafal" al no aplicar una sentencia de ingreso en prisión de Santiago Del Valle, detenido posteriormente como presunto asesino de Mari Luz, aunque confió en el criterio del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En declaraciones a los periodistas previas a la presentación del Informe Semestral del Observatorio de la Diversidad de la Orientación Sexual e Identidad de Género (Odos) sobre Homofobia, Chamizo opinó que si el CGPJ considera que la sobrecarga de trabajo que soporta el juzgado de lo Penal número 1 de Sevilla fue lo que impidió un control de la ejecutoria en la que se tramitaba el ingreso en prisión de Santiago del Valle y decide imponer una multa al juez, hay que considerar su criterio.