Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El drama familiar de Bertín Osborne

El primogénito del cantante y Fabiola Martínez será operado del cerebro en un hospital de Sevilla

La felicidad les ha durado poco. Hace unas semanas anunciaban la llegada de un segundo hijo a la familia, pero el cantante y presentador Bertín Osborne y su mujer, la modelo venezolana Fabiola Martínez, han revivido estos últimos días los duros momentos que protagonizaron hace un año y medio, cuando nació su primogénito Kike con problemas cerebrales.

El pequeño permanece ingresado desde la semana pasada en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla, donde será operado para reemplazar la válvula que le instalaron en el cerebro para aliviar la presión cuando nació, ya que se le ha infectado. Tanto Osborne como su mujer han estado constantemente pendientes de su evolución.

"Esperamos que Kike mejore. Si soportó la operación con tan sólo tres meses de vida, ahora que está mucho más fuerte y mayor seguro que sale adelante", ha declarado el intérprete de Buenas noches, señora a la revista Semana. Sin embargo, ha comentado que su mujer se encuentra "muy mal" ante esta recaída de su hijo. "La operación es complicada y liosa y los dos estamos muy afectados. Fabiola es una persona muy fuerte y me está dando unas lecciones tremendas en cuanto a fortaleza".

El matrimonio cuenta con el apoyo de las tres hijas del cantante, Alejandra, Eugenia y Claudia. La primera, que tiene un hijo 19 días mayor que Kike, acompaña todos los días a su padre al centro de salud en el que Fabiola permanece día y noche. Osborne ha asegurado que su mujer sigue en perfecto estado de salud y que esperan que este disgusto no afecte el embarazo de su segundo hijo, a quien esperan para finales de este año.