Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de los detenidos por el secuestro del empresario de Sanlúcar es un primo de Rajoy

Se trata de Raúl Brey Ábalo, primo de Mariano Rajoy Brey.- El empresario Rafael Ávila fue liberado esta madrugada y estaba en cautiverio desde el 2 de junio

Uno de los nueve detenidos en relación con el secuestro del empresario de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) Rafael Ávila es Raúl Brey Ábalo, primo del líder del PP, Mariano Rajoy Brey. El arrestado es hermano de José Javier Brey, catedrático de Física Teórica de la Universidad de Sevilla, al que el presidente de los populares citó a finales del año pasado para cuestionar el cambio climático. Brey Ábalo hacía ostentación de su parentesco entre los vecinos de Almonte (Huelva), donde el empresario Ávila fue liberado sobre las dos de la pasada madrugada por los geo.

El empresario, dueño de una asesoría fiscal, estaba custodiado por dos individuos de nacionalidad española, que fueron detenidos por los agentes. En total, la policía ha arrestado en Sevilla y Madrid hasta las siete de este miércoles a nueve personas implicadas en el secuestro y espera detener en las próximas horas a otro individuo. Entre los arrestados está el presunto cabecilla de la organización, capturado en la capital hispalense, cuya identidad está siendo investigada por la policía, ya que utilizaba documentación falsa.

Dos semanas secuestrado

Todos los detenidos son de nacionalidad española, algunos con antecedentes por secuestro. Uno de ellos es Raúl Antonio Brey Ábalo y, según los vecinos de Almonte, solía hacer ostentación de que es familiar de Mariano Rajoy Brey, líder del PP. Los investigadores barajan que el móvil ha sido meramente económico. Entre los arrestados hay quienes tenían muchas deudas, lo que la policía considera como uno de las posibles causa del secuestro.

La operación que ha culminado con la liberación del empresario ha sido realizada por agentes de la Unidad Contra la Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Los captores del empresario gaditano habían solicitado a la familia inicialmente el pago de dos millones de euros de rescate (al principio pedían diez), que debían entregar hoy mismo. El padre de Ávila fue quién denunció su ausencia en la comisaría de Sanlúcar el 2 de junio. En su declaración ante la brigada de la Policía Judicial explicó que "había perdido contacto con él desde la noche del lunes día 2".

Ávila Tirado no regresó a su domicilio, en la zona sanluqueña de Bajo de Guía, después de una jornada en la que había seguido su habitual horario laboral y de haberse reunido con un grupo de asesores que le asesoraron a la hora de completar su declaración de la Renta. Ávila Tirado es muy conocido en la comarca por su trayectoria empresarial, con intereses en el sector de la construcción en Sanlúcar y Jerez, las gasolineras y el negocio vinatero.