Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aguirre y Acebes dan la espalda a Jiménez Losantos en el juicio con Gallardón

El locutor se sienta en el banquillo acusado de injurias al alcalde de Madrid por decir que éste investigó "lo justo" el 11-M.- Para el regidor, las palabras del periodista son "lo más grave e injurioso" que le han dicho en su vida política

La presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, y el secretario general del PP, Ángel Acebes, han dejado en la estacada al periodista Federico Jiménez Losantos en el juicio iniciado hoy en Madrid contra el locutor de la Cope por supuestas injurias al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Ambos estaban citados como testigos por el periodista de la emisora de los obispos pero ninguno ha querido entrar al trapo y declarar, como afirma el comunicador, que el alcalde de Madrid quería que "se investigara lo justo" el atentado del 11 de marzo de 204 en Madrid, en el que murieron 191 personas y hubo 1.500 heridos, la mayor matanza terrorista en Europa.

Los términos empleados por Aguirre y Acebes le han llevado a Jiménez Losantos, a la salida del juicio, a decir que que los políticos del PP que han declarado en el juicio han hecho "un ejercicio de manipulación y caradura total". Ante estos testimonios y el del regidor madrileño el locutor ha subrayado: "Nunca me he fiado mucho de los políticos", y ha indicado que les citó como testigos porque han criticado al alcalde "por llevar la contraria a la línea del PP".

En la sesión de la tarde en el Juzgado de lo Penal número 6 han comparecido la presidenta de la Comunidad de Madrid, gran rival de Gallardón en el PP, y Acebes. Aguirre ha declarado que tiene "amistad con los dos", el locutor y el alcalde, y ha negado que Gallardón estuviera en contra de la postura del PP en las investigaciones de los atentados de Madrid ni, como mantiene el periodista de la Cope, que abogara por "obviar" las pesquisas. Aguirre ha añadido que el alcalde sólo habló de la necesidad de "mirar al futuro". Preguntada por la abogada de Losantos, Aguirre ha declarado que Gallardón "nunca se apartó de la línea del partido" con respecto al 11-M.

Después ha sido el turno de Ángel Acebes, quien, en la línea de Aguirre, ha respondido que "en lo fundamental" Gallardón nunca discrepó de la línea del PP con respecto al 11-M, y ha añadido que, más allá de "algún matiz", "en lo esencial" estaba de acuerdo con el regidor madrileño. Por último, Acebes ha añadido que, tras la confrontación iniciada por las descalificaciones de Losantos, él trató de mediar entre ambos pero el asunto no llegó a buen puerto. El último en comparecer como testigo ha sido el vicepresidente primero de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, quien no se ha apartado de lo mantenido por los anteriores.

"Convicción moral"

Jiménez Losantos reiteró horas antes en su declaración las palabras que le han llevado al banquillo. Que tiene la "convicción moral" de que el regidor madrileño "no quería que se investigase a fondo el 11-M". Estas acusaciones son, según declaró después el alcalde, "lo más grave y lo más injurioso" que se ha dicho sobre él a lo largo de su vida política. Losantos se ha mostrado en todo momento muy tranquilo, mascando chicle y, durante la declaración de Gallardón, le ha mirado de soslayo y en algunas ocasiones se ha sonreído y ha afirmado con la cabeza.

El locutor de La mañana de la Cope se refirió hace dos años en antena al alcalde de Madrid con la siguiente frase: "Lo repito, alcaldín, 200 muertos, 1.500 heridos y un golpe brutal para echar a tu partido del Gobierno. Te da igual, Gallardón, con tal de llegar tú al poder". Además, llamó "traidor, bandido, farsante redomado y lacayo de la oposición" a Ruiz-Gallardón, quien decidió llevarle a los tribunales por injurias. Los comentarios descalificadores hacia Gallardón son habituales en el programa de Jiménez Losantos, tanto vertidos por él como por algunos de los contertulios.

En su defensa, el locutor ha argumentado que sus expresiones están "sacadas de contexto", que se referían a la dimensión "política y pública" de Gallardón y que "no tienen la menor carga ofensiva" sino simplemente "satírica". También ha asegurado que en la radio "separar la opinión de la información es prácticamente imposible". Losantos se enfrenta a una petición de una multa de 72.000 euros, cantidad que el alcalde madrileño donaría a la Asociación Víctimas del Terrorismo.

En su declaración, el alcalde ha recordado que en su vida política se ha visto "sometido a la crítica de los medios de comunicación" e incluso ha sido insultado "en muchas ocasiones", pero ha explicado que hasta que escuchó las descalificaciones de Losantos nunca vio la necesidad de querellarse contra nadie.

Gallardón: "Rotundamente afín al PP

En un tono serio, visiblemente enfadado, el regidor ha contado un caso relacionado con los atentados: "La persona que me ha traído hoy a este juicio y que lleva 20 años trabajando conmigo no sabía el día del atentado si su hermana había muerto, como finalmente ocurrió". Gallardón añadió que durante mucho tiempo "los insultos" que Jiménez Losantos le dedicaba en su programa le ofendían "profundamente", aunque sin llegar a sentirse injuriado. Una situación que cambió, en junio de 2006, cuando el periodista le acusó de querer "que saliesen impunes los responsables del 11-M". Al respecto, el primer edil de Madrid ha dicho que su postura siempre ha sido "rotundamente afín al PP, a la investigación del 11-M y a la condena de los responsables", y explicó que lo único que defendió fue que "en un Estado de Derecho no se puede descalificar a los jueces y a los fiscales".

El juicio se retomará el 4 de junio, en una sesión en la que se aportarán las pruebas periciales, que consisten en la reproducción de las cintas de audio que recogen los insultos vertidas por Jiménez Losantos en su programa, La mañana, contra Ruiz-Gallardón.

Testigos del PP y periodistas

Para su defensa en el juicio por supuestas injurias, el locutor Federico Jiménez Losantos ha pedido la declaración como testigos de diversas personalidades del PP, del ex presidente de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) Francisco José Alcaraz y de varios periodistas. Eduardo Zaplana, ex portavoz parlamentario de los populares, ha admitido que el posicionamiento político del PP sobre el 11-M "ha generado muchísima discusión y polémica". El ex ministro ha recordado que esa postura se basaba en "la búsqueda de la verdad" y que fue acordada por todos los miembros del partido, "incluido Gallardón". Luis Herrero, antiguo periodista de la Cope y actual eurodiputado del PP, ha asegurado que Gallardón "convierte su enemistad pública con Losantos en un valor político" y que en la radio "siempre hay expresiones que no se llegan a controlar". Francisco José Alcaraz ha declarado que las palabras del alcalde llamando a su partido a huir de la polémica en torno al 11-M fueron "bastante dolorosas y descorazonadoras" para las víctimas. Estas declaraciones de Gallardón son las que motivaron los comentarios de Losantos por los que ahora se enfrenta a un posible delito de injurias. Para Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, "está claro" que los que sufrieron el 11-M interpretaron que, con sus palabras, Gallardón quería "pasar por encima de la víctimas" y es normal que "algunos periodistas" también lo entendieran así. El ex director de La Razón José Alejandro Vara ha declarado que Losantos recogió "el sentimiento de las víctimas".

Más información